Sede de Viza en O Porriño / E.P.

Viza, proveedor de PSA, cae en manos del gigante canadiense Magna

Viza Automoción, uno de los mayores proveedores gallegos del sector, se integra el grupo canadiense Magna, tercer mayor fabricante de componentes del mundo

Uno de las últimas grandes empresas de automoción de capital totalmente gallego cae en manos de uno de los gigantes del sector. El grupo canadiense Magna, con 89 centros repartidos por 27 países, ha cerrado la compra de Viza Automoción, hasta ahora controlado por las familias Vega y González. La presentación del acuerdo, tras varios meses de negociación, se hizo en O Porriño, donde Viza tiene una de sus cinco fábricas, que emplean a unos 1.200 trabajadores.

Es la segunda gran venta en los últimos años en el negocio de los asientos para automoción, después de que Grupo Antolín traspasara su división a Lear Corporation por 286 millones el año pasado. La operación, que está pendiente de la obtención de autorizaciones, supondrá una vez completada la retirada del director general de Viza, Antonio Vega, tras 40 años en la empresa. Tanto el comprador como el fabricante gallego aseguraron que el empleo está garantizado.

O Porriño, un centro de referencia en asientos

La intención de Magna, el tercer mayor proveedor de componentes para automóviles del mundo con una facturación de 40.000 millones de dólares, es tener en O Porriño uno de sus centros de referencia para el desarrollo y fabricación de nuevos productos de armaduras de asientos, un área en la que quiere reforzarse con la adquisición de Viza. Entre sus 12 plantas europeas, solo una se encarga de estructuras. Con esta compra, suma tres más.

El vicepresidente de Calidad y Compras de Magna en Europa, Rainer Behrens, lanzó un mensaje pleno de optimismo sobre el futuro de Viza, asegurando que abren una etapa de crecimiento para la empresa gallega. Behrens será el relevo de Antonio Vega en la directiva del proveedor.

Prepararse para un nuevo entorno de movilidad


Viza tiene 73 años de experiencia en la estructura de asientos y cuenta actualmente con clientes como Volkswagen, PSA y Renault-Nissan. Con unas ventas de 125 millones de euros en 2017, la empresa cuenta con sistemas patentados de cierre de piso o asientos plegables, entre otros productos.

Con esta adquisición, Magna espera ofrecer asientos con una mejor estructura y que estén preparados para el nuevo entorno de movilidad ya que la manera en que los consumidores usan sus vehículos va a cambiar progresivamente. "Hemos sido estratégicos y deliberados en el crecimiento de nuestro negocio de asientos, especialmente con nuestros productos estructurales, que requieren niveles más altos de inversión de capital. La gran experiencia y huella de Viza nos brindan apoyo adicional para crecer, especialmente en Europa, y fortalecer nuestra posición competitiva", explicó el presidente de Magna Seating, Mike Bisson.
 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad