José María Fernández de Sousa, presidente de Pharma Mar / Pharma Mar

Pharma Mar retoma su plan para dar el salto a la bolsa de EE UU

La compañía decidirá en su junta de accionistas de junio si aterriza en el Nasdaq, aprovechando el salto de tamaño tras su contrato milmillonario con Jazz

Pharma Mar vuelve a la carga con su plan para desembarcar en la bolsa estadounidense. La compañía presidida por José María Fernández de Sousa tiene previsto llevar a su próxima junta de accionistas (que previsiblemente se celebrará el próximo mes de junio en Vigo) la propuesta para comenzar a cotizar en el Nasdaq

La firma prepara el terreno para su salida a bolsa en Estados Unidos aprovechando el salto de gigante que da con su contrato milmillonario con la irlandesa Jazz Pharmaceuticals. Esta comercializará en Estados Unidos el tratamiento de Pharma Mar contra el cáncer de pulmón microcítico y abonará hasta 1.000 millones de dólares (unos 900 millones de euros), así como unos royalties sobre las ventas netas de entre el 10% y el 30% conforme se vayan desbloqueando diferentes hitos. El primer pago, de 180 millones de euros, ya se realizó ayer, lo que supone una enorme inyección de liquidez para Pharma Mar, que el año pasado facturó 162 millones de euros.

Es por ello que, según reconocen fuentes de la compañía, los planes para una hipotética salida a bolsa al mercado americano no pasarían ya por realizar una ampliación de capital previa. "No tendría sentido ya tras haber firmado el contrato con Jazz Pharmaceuticals. El cambio de la empresa va a ser enorme", aseguran desde Pharma Mar

Los otros caminos del contrato

Pharma Mar percibirá otros 220 millones de euros cuando la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos conceda la aprobación acelerada del Zepsyre y otros 500 millones en variables por la consecución de objetivos comerciales en el marco del contrato con Jazz Pharmaceuticals.

Pero a estas cantidades podrían sumarse otras adicionales. Y es que el fármaco también podría aplicarse en pacientes con cáncer de ovario platino-resistente si así lo solicitan los oncólogos estadounidenses incluso aunque el fármaco solo reciba la luz verde del regulador para su uso en casos de cáncer de pulmón microcítico, algo que se espera que se produzca en la segunda mitad de este mismo año. 

El Zepsyre ha dado el empujón definitivo a Pharma Mar que, volcada de lleno en el negocio oncológico tras la venta de las químicas gallegas Xylazel y Zelnova-Zeltia, tiene entre manos otros dos fármacos estrella. El más maduro en el mercado es el antitumoral Yondelis, que el año pasado aportó casi 65 millones de euros en ingresos a la compañía. Pero además de este fármaco (que volverá a licenciar nuevamente en 40 países tras pactarlo con Janssen), la firma está expandiendo el Aplidin (fármaco para tratar el mieloma múltiple que fue rechazado por la Comisión Europea) por Australia y Asia, lo que le permite dar un nuevo estirón a su cuenta de resultados.

Viento de cola en bolsa

Pharma Mar cerró 2019 como uno de los valores más alcistas de toda la bolsa española tras triplicar su precio. La dinámica continúa en este arranque de 2020 en el que ya se dispara un 18,32% y roza los 1.000 millones de euros de capitalización (940 millones de euros). 

Además de su buena dinámica, la compañía cuenta con un entorno bursátil favorable en Estados Unidos. Tras un 2019 con turbulencias, las empresas biotecnológicas que cotizan en la bolsa estadounidense rozan los máximos históricos marcados a finales de 2018, lo que abre el apetito inversor y, previsiblemente, empujaría al alza el valor en bolsa de Pharma Mar en un hipotético salto al Nasdaq.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad