La ministra de Industria, Reyes Maroto, llega a la reunión entre Alcoa, Parter y los sindicatos / EFE

Parter promete a Alcoa 30 millones de liquidez para cerrar la venta

La multinacional amplía el plazo hasta el 31 de julio tras considerar que Parter incumplió el viernes los requisitos de liquidez acordados para la venta

Como sucedió la pasada semana, Alcoa vuelve a estar a un paso de vender a Parter las plantas de A Coruña y Avilés. La multinacional norteamericana y el fondo suizo han firmado otro preacuerdo con la intención de resolver antes de que acabe el mes las discrepancias que frenaron la operación el pasado viernes. La compañía ha prolongado el ERE que pesa sobre la plantilla de las factorías hasta el 31 de julio, tiempo que debería ser suficiente para consumar la venta a Parter.

El fondo suizo se compromete a una inyección extra de liquidez, unos 30 millones de dólares según las fuentes consultadas, 15 millones por planta. El pasado viernes, cuando se dispararon todas las alarmas, Alcoa interpretó que Parter había incumplido las garantías financieras acordadas para la operación. Exige, básicamente, un mayor circulante, bien a través de caja o de cuentas bancarias, para tener garantías de que hay liquidez para la actividad de las plantas.

Este lunes Parter, también el pasado viernes tras la refriega inicial, mostró su disposición a cumplir el requisito y Alcoa alargó el plazo lo suficiente como para hacerlo con comodidad. De cerrarse la operación, el fondo suizo garantiza dos años de actividad en las factorías manteniendo la plantilla, frente a las 270 salidas que implicaría la ejecución del ERE.

Regañina de Reyes Maroto

El riesgo de que naufragara un proceso de venta que se lleva negociando desde finales del año pasado, cuando la multinacional anunció su intención de cerrar las instalaciones de A Coruña y Avilés, hizo que la ministra Reyes Maroto acudiera a la reunión y pidiera, casi a modo de regañina, responsabilidad a ambas partes para alcanzar un consenso.

La multinacional defiende que los requisitos de liquidez que impone a Parter son para garantizar las operaciones en beneficio de los trabajadores y recuerda que aportará “significativamente” más que los 40 millones comprometidos inicialmente para reactivar las series de electrolisis. Según las fuentes consultadas, será aproximadamente el doble de esa cuantía el que deje para respaldar el plan industrial del fondo.

Los trabajadores se niegan a ratificar la venta 

Si consigue cerrarse la operación, todavía quedará un frente abierto. Alcoa quiere que los trabajadores ratifiquen el acuerdo firmando un documento que entregará a modo de borrador el próximo miércoles en una reunión con los representantes de la plantilla.

Los empleados, sin embargo, se oponen, pues entienden que se trata de un acuerdo entre Alcoa y Parter en el que no han intervenido y, además, desconocen los pormenores del proyecto inversor. "Quieren que firmemos para que les lavemos la cara y ante esa postura nosotros nos levantamos de la mesa y se acabó la reunión", indicaron fuentes sindicales a EFE.

El comité de A Coruña explicó que, durante la reunión, Reyes Maroto se comprometió a poner en marcha el Estatuto del Consumidor Electrointensivo tan pronto como se formara el Gobierno. Este paquete de ayudas es clave para abaratar los costes energéticos de la industria electrointensiva y para volver a arrancar las series de electrolisis en A Coruña y Avilés, lo que garantizaría más empleo en ambas instalaciones.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad