El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una visita a la central térmica de Endesa en As Pontes acompañado por Borja Prado

Meirama y As Pontes: adiós a Galicia como potencia energética

El 'apagón' de las dos centrales térmicas gallegas acaba con una fuente de energía que llegó a aportar más del 40% de la producción eléctrica gallega

En apenas nueve meses Galicia ha visto cómo Naturgy y Endesa han firmado el acta de defunción para sus dos centrales térmicas: Meirama y As Pontes. La comunidad perderá así dos de los bastiones que sostenían hasta ahora su reinado energético.

De las centrales de Naturgy en Meirama y Endesa en As Pontes llegó a salir el 41% de la energía producida en Galicia a lo largo de años como el 2017. Por aquel entonces, las bajas precipitaciones que llevaron a que la comunidad estuviese en alerta por sequía durante 15 meses (de enero de 2017 a abril de 2018) tumbaron la producción hidroeléctrica a una tercera parte que en el año anterior y dispararon la actividad de aquellas centrales alimentadas a base de carbón, las garantes de equilibrar, junto a las de ciclo combinado, la balanza energética en el conjunto del Estado.

A expensas del clima

Las centrales térmicas de Meirama y As Pontes llegaron a producir más de 11.000 gigavatios hora a lo largo de ejercicios como el 2012 (un 42% del total), otorgando a Galicia un papel de liderazgo en la producción energética. En aquel año Galicia produjo 29.189 gigavatios hora y consumió solo 19.715 gigavatios, generando un excedente de de casi 9.500 gigavatios hora que fue volcado y exportado a la red, según los datos de Red Eléctrica de España (REE).

Pero, sin la aportación de la térmica el balance energético de ese año habría sido negativo y Galicia habría necesitado importar 2.774 gigavatios hora del resto de la red estatal. Y es que dejando al carbón fuera de la ecuación, Galicia habría necesitado echar mano de energía importada en cuatro de los ocho últimos ejercicios, en los que ha producido un total de 236.720 gigavatios hora (de los cuales 80.886 gigavatios se corresponden a los obtenidos a partir de carbón) y consumido 159.201. Sin contar a las térmicas, la comunidad debería haber importado 2.430 gigavatios para colmar sus necesidades energéticas.

El apagón térmico en 2019

Tras ocho años en los que el carbón ha tenido un papel protagonista en el mix energético gallego, 2019 inaugura un cambio de ciclo. Según los datos de REE, de los 12.400 gigavatios hora producidos en Galicia en los seis primeros meses del año, tan solo 2.253 (el 18,1% del total) se corresponden a las centrales térmicas de Meirama y As Pontes.

Y es que la primera lleva prácticamente apagada desde el pasado mes de febrero, mientras que la segunda no registra apenas actividad desde el pasado mes de abril. Su aportación al mix energético se desploma en un año en el que las escasas precipitaciones han reducido también la contribución de las centrales hidroeléctricas en un 19,8% respecto al primer semestre del año pasado.

Se mantiene el superávit

Pese al parón que registran las centrales térmicas e hidroeléctricas gallegas en lo que va de año, Galicia mantiene todavía su superávit energético. La comunidad produjo 12.400 gigavatios hora en los seis primeros meses del año y sus hogares y empresas consumieron un total de 9.211 megavatios.

Esta situación arroja un excedente (superávit) energético de 3.189 megavatios hora, que sin los 2.253 megavatios procedentes de dos centrales térmicas que inician su cuenta atrás se quedaría en apenas 936 megavatios, acabando con el liderazgo de Galicia en esta materia.

La energía eólica, a la que el sector dedicará una inversión de 5.000 millones de euros en la próxima década en Galicia, toma el mando en el mix energético al aportar ya el 31,9% del total. De cerca le siguen la hidráulica (28,2%) y el carbón (18,2%), mientras que a más distancia se sitúan la cogeneración (10,2%), el ciclo combinado (8,5%) y la fotovoltaica (1%)

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad