el representante de la plataforma de auxiliares acreedoras, el letrado Alberto Rocha y el secretario general de la patronal gallega del sector del metal (Asime), Enrique Mallón

Las auxiliares se lanzan a por Barreras: negocian su compra con Pemex

Las empresas dan "un paso adelante" y negocian con la firma mexicana el canje de la deuda de 25 millones que el astillero mantiene con ellas por acciones

Golpe de timón de las empresas auxiliares en la crisis de Barreras. Las compañías que realizan trabajos en el astillero vigués han acordado unánimemente “dar un paso adelante” y comenzar a negociar la compra del 51% de las acciones de Hijos de J. Barreras que están en manos de la petrolera estatal Pemex.

Así lo han asegurado en rueda de prensa el representante de la plataforma de auxiliares acreedoras, el letrado Alberto Rocha y el secretario general de la patronal gallega del sector del metal (Asime), Enrique Mallón, quienes han explicado que Pemex ha mostrado "buena disposición" ante esta vía.

Las auxiliares toman la iniciativa para desbloquear una situación que ha llevado a varias de ellas a entrar en preconcurso de acreedores ante la crisis que ha estallado en el astillero vigués. 

Canje de deuda por acciones

Estas compañías meditan cuál de las dos fórmulas resulta más ventajosa para tomar las riendas del astillero. En concreto, debaten si lo hacen mediante su entrada en el accionariado o bien mediante la cesión de derechos políticos para tener "capacidad de decidir".

Las auxiliares plantean constituirse en sociedad para iniciar la negociación y, como paso previo, remitirán a Pemex la próxima semana "una carta de intenciones" sobre la hoja de ruta a seguir, que podría pasar por intercambiar parte de la deuda que Barreras tiene con ellas (más de 25 millones de euros) por acciones.

"No es la solución preferente, pero es a la que han abocado a la industria auxiliar", ha asegurado Enrique Mallón, que asegura que la situación ha desembocado en un escenario "inédito", "similar a un cierre patronal". "Las auxiliares no tienen interlocutores para avanzar en los proyectos, a los que poder dirigir sus quejas o propuestas (...). No es admisible, esto parece más el escondite que una gestión empresarial seria".

Colaboración con Ritz-Carlton

Mallón ha pedido "generosidad" a los accionistas para poner un "capítán" en la compañía tras el cese de José García Costas como presidente. En este sentido, los representantes de las auxiliares han aclarado que estas empresas tienen capacidad técnica sobrada para terminar los proyectos de Barreras, pero "no capacidad económica" para asumir más costes o quitas sobre las deudas (en el caso de algunas empresas, de más de 2 millones de euros).

Para estos planes, ha reconocido Alberto Rocha, es "imprescindible" contar con la complicidad del armador del principal contrato, Ritz Carlton, para acabar el crucero de lujo que está en la grada, "y el resto de barcos", en alusión a la cartera de pedidos del astillero, que asciende a más de 800 millones de euros.

"Hay que eliminar egoísmos, o defensas numantinas de las acciones de cada uno (...), no podemos enzarzarnos en negociaciones de cantidades desorbitadas, porque las acciones de Barreras valen lo que valen", ha reivindicado Mallón.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad