Una tienda For&from (outlet) del grupo Inditex.

La moda gallega fía su suerte a las ventas online ante el coronavirus

Castigado por el cierre de tiendas tanto en China como, especialmente, en Italia, el sector textil comienza a notar un repunte de las ventas por internet

La crisis mundial que genera el coronavirus de Wuhan ha impactado de lleno en el textil. Si bien entre las grandes del sector, como Inditex, Mango o Adolfo Domínguez, no se teme al desabastecimiento de productos debido a su amplia red de proveedores, este sí es un problema que preocupa a otras empresas de la moda gallega. “Aunque ahora las fábricas de China comienzan ya a funcionar, han estado paradas un mes y medio y eso es un tiempo que hay que recuperar. Ha habido problemas para conseguir cosas tan simples como cremalleras”, comenta a este medio Alberto Rocha, presidente del Clúster Gallego Textil Moda (Cointega). Pero al textil no solo le desasosiega este tema, si no, en mayor medida, la caída de ventas en sus establecimientos. Ponen la vista en Italia, un mercado fundamental en cuanto a ingresos. “Tener las tiendas cerradas y con los trabajadores en sus casas, es algo que preocupa mucho a las firmas españolas”, apunta Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos de España (Acotex). Pero, en mitad de la tempestad, el sector mira al ecommerce como una tabla de salvación a la que asirse y poder compensar la caída de ingresos en las tiendas físicas. “Aún no hay datos oficiales, pero sí es cierto que ya hay voces que hablan de un repunte de las ventas online”, dice el empresario. No obstante, indica que el incremento “no será suficiente” si el virus se mantiene y, con él, las restricciones.

En esa línea se manifestan otras fuentes empresariales consultadas por este medio. Aseguran que muchos grupos con presencia en las denominadas zonas de alto impacto del Covid-19, como China o Italia, están viendo cómo sus pedidos online crecen precisamente en estos países. Empresas entre las que se encontraría el gigante Inditex, que tiene en el chino su segundo mercado por detrás de España en cuanto a número de tiendas.

Las cifras de un gigante

Basta con mirar las cifras del gigante Inditex para darse cuenta del impacto que puede tener cualquier movimiento, tanto en tiendas físicas como en comercio online, en territorios como China o Italia. 

Con unas 600 tiendas en el país (siete en la zona de Wuhan, epicentro del virus) y casi 13.000 trabajadores (teniendo en cuenta China y los territorios de Taiwan y Macao), el país asiático se ha convertido en el segundo mercado de Inditex por detrás de España. No destaca solo por el número de establecimientos, también por el impacto que el negocio chino tiene en la cuenta de resultados del grupo. En 2018, China aportó 364 millones a los resultados antes de impuestos de la compañía, la segunda mayor cifra por detrás de España, cuya contribución fue de unos espectaculares 1.650 millones de euros

Aunque a mucha distancia, Italia también es un territorio destacado. Los últimos datos oficiales del grupo de Amancio Ortega indican que cuenta con 390 tiendas y 8.600 personas empleadas. En este caso, la contribución a los resultados antes de impuestos fue de 83 millones de euros

En cuanto a la expansión online, en 2018 Inditex dio un salto adelante en su apuesta por llegar online a todos los mercados del mundo en 2020 con la puesta en marcha de la plataforma zara.com, con la que pretende vender en red en mercados más pequeños o en aquellos donde no tiene presencia física.

Pensando en la campaña de invierno

A pesar de que las magnitudes de Inditex son incomparables, el comportamiento del sector textil ante el efecto del virus es similar. “Es cierto que en las últimas semanas se habla en el sector de un incremento de los pedidos online, algo que, a falta de datos concretos, tiene todo el sentido debido a la caída de las tiendas en determinados lugares”, comentan desde Acotex. “En cuanto a producción, el textil ha logrado salvar la campaña de primavera y verano y, como mucho, se producirá algún desabastecimiento de reposición de algunas colecciones. No obstante, si la situación no remite, y esperemos que no sea así, el problema radica más en las ventas”, explica Zamácola.

Las firmas de moda piensan ya en asegurar sus colecciones de invierno. "Las empresas chinas están empezando a funcionar otra vez, pero es cierto que llevan mucho retraso, por lo que el sector ya está buscando nuevos productores de proximidad, como es el caso de España, Portugal o Marruecos”, apunta.

La importancia de Italia en Galicia

El comercio online se destapa como un soplo de aire fresco para un sector que, en Galicia especialmente, se ve fuertemente afectado por el impacto del coronavirus en Italia, en donde el primer ministro, Giuseppe Conte, ha puesto en cuarentena a toda la población hasta el próximo 3 de abril con la intención de evitar que el virus se propague. "La situación de Italia ya se está notando a esta altura en la comunidad. Estamos hablando de un mercado cliente, no de un productor, como es China para la mayoría del sector. Es, según el caso, del segundo o tercer mercado más importante para las compañías textiles gallegas", expone Rocha, desde Cointega.

Los últimos datos del exportaciones del ICEX, indican que en 2019 Galicia exportó a Italia productos por valor de 1.965 millones de euros, un 12% menos que en 2018. Aún a pesar del descenso, se consolida como el tercer mercado de la comunidad dentro de la Unión Europea tras Francia y Portugal

Adolfo Domínguez, a cubierto

Con todo, y a pesar de la importancia de China e Italia en textil gallego, hay quien parece escabullirse del impacto del virus. Según confirman desde la propia compañía, Adolfo Domínguez no posee tiendas físicas en Italia. En China cuenta con ocho, una de ellas en Wuhan, si bien se trata de franquicias. Junto con México, Asia es un mercado prioritario para la enseña ourensana, aunque es Japón el territorio donde sus ventas más crecen.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad