Una mujer con una mascarilla frente a la Catedral de Milán en medio del brote de coronavirus en Italia. Foto: Efe/EPA/MB

Jealsa habilita un nuevo almacén en Italia para sortear el coronavirus

La conservera salva el bloqueo de su almacén habilitando otro en Bolonia para poder abastecer a sus clientes y limita los desplazamientos de trabajadores

Antes de que el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunciara el aislamiento de todo el país, prohibiendo los desplazamientos salvo por motivos justificados de trabajo o salud, la conservera gallega Jealsa explicaba a este medio la “grave” situación que atraviesa Italia y las medidas que hubo de tomar para mantener toda su actividad. Este objetivo es un poco más difícil desde esta madrugada, con controles de Policía y Ejército para restringir el libre movimiento de personas ante la expansión de los contagios por coronavirus, que alcanzan las 9.172 personas, 463 fallecidas.

Jealsa opera en el país transalpino con la marca Mare Aperto, que adquirió en 2015, cuando rompió la joint venture que mantenía con la multinacional Star para ese territorio. Italia es el segundo mercado de la compañía que dirige Jesús Alonso, por detrás de España.

“Estamos siguiendo escrupulosamente las indicaciones provenientes de las autoridades locales, regionales y nacionales que, por cierto, están realizando una magnífica labor de coordinación de esta grave situación”, señalaban este lunes desde Jealsa, antes de que se extendieran las medidas de aislamiento.

Las dificultades para mantener la actividad son evidentes. Uno de los almacenes de Mare Aperto se encontraba en la denominada zona rossa, los territorios de elevado contagio donde se aplicaron las restricciones antes de que se extendieran al resto del país. La nave de Jealsa quedó bloqueada durante 14 días.

“Gracias a una rápida gestión de esta crisis, hemos podido mitigar los efectos causados por este cierre procediendo a suministrar los pedidos desde nuestro almacén del sur y habilitando un nuevo almacén en Bolonia para disponer de un nuevo punto de entrega y no dejar desabastecidos a nuestros clientes”, señala la empresa.

Jealsa restringe los desplazamientos de su personal

Italia es uno de los principales destinos europeos para las exportaciones de conserva. La otra gran conservera gallega, Calvo, opera en el país con Nostromo, mientras que la patronal Anfaco reconoció su preocupación por la situación del país. En el caso de Jealsa, las oficinas de Mare Aperto se encuentran en Génova, un territorio con poca incidencia del virus.

“No obstante, hemos procedido a tomar las medidas necesarias para realizar Smart Working; con ello pretendemos limitar los desplazamientos y reducir el riesgo de contagio, al tiempo que mantenemos la actividad de la empresa”, indica la conservera.

“Queremos aprovechar para en nombre de MareAperto Foods, transmitir nuestras condolencias a las familias de los fallecidos por esta triste pandemia”, concluye la compañía.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad