Pablo Isla, presidente de Inditex. EFE

Inditex manda empleados a casa y restringe visitas por el coronavirus

La multinacional lanza una oleada de medidas contra el coronavirus que afectarán al comedor, cerrarán el gimnasio y restringirán las visitas y los viajes

A la espera de que Inditex aclare en alguna medida el impacto que está teniendo el coronavirus en su negocio, la multinacional de Amancio Ortega amplía las precauciones para alejar el contagio de su plantilla. El grupo de Zara ha comunicado a los trabajadores medidas adicionales para la prevención del virus, que se suman a la primera comunicación de los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad en base a las recomendaciones de la OMS.

La nueva oleada de restricciones va más allá que aquellas consignas genéricas y confirma que Inditex ya está evitando los viajes a las zonas afectadas, como informó este medio. Además, el gigante textil explica a la plantilla que se van a restringir las visitas a sus instalaciones a las “estrictamente imprescindibles”.  

Cierre del gimnasio y cambio de horario en los comedores

Las medidas afectarán también a los horarios de los comedores, que se espaciarán más, y también se modificará el servicio de transporte para los trabajadores. La compañía detallará a partir de este lunes cómo afecta a los servicios de cada centro el nuevo paquete de iniciativas contra el Covid-19.

Adicionalmente, comunicó a los trabajadores que los gimnasios, como el de la sede central del grupo en Arteixo, se cerrarán de manera temporal.

La solución de todos: el teletrabajo

A estas restricciones, que Inditex ha puesto negro sobre blanco en la comunicación a la plantilla, se suman otras que la compañía está aplicando, como recurrir al teletrabajo. Según las fuentes consultadas, un grupo de trabajadores ha salido de la sede central coruñesa para trabajar desde casa. El departamento de sistemas, un área donde la multinacional recurre a la subcontratación, estaría entre los afectados.

La compañía que preside Pablo Isla está siguiendo la política de enviar a casa durante 14 días al personal que ha viajado a alguna de las zonas afectadas por el coronavirus, aseguran fuentes de la plantilla. Esto afectó fundamentalmente al personal de oficina, apuntan.

El gigante textil también ha pedido a los trabajadores que, en caso de encontrarse en uno de los grupos de especial atención –embarazo o lactancia, personas con patologías respiratorias previas o algún trastorno inmunitario-- acudan al servicio médico para dejar constancia de ello.

A la espera de Pablo Isla

Toda comunicación que ha realizado Inditex hasta el momento en relación al coronavirus se ha limitado a las recomendaciones internas a su plantilla o a las medidas de prevención que está tomando. Nada ha aclarado sobre el impacto que está teniendo en su balance los presumibles cierres de tiendas o los inconvenientes que haya causado el virus en su cadena de suministro.

Todo apunta a que será Pablo Isla, con motivo de la presentación de resultados el 18 de marzo y números en mano, quien arroje algo de luz sobre el asunto. La compañía cerró este viernes con una caída del 3,07% en bolsa y se sitúa en mínimos del año a causa del contagio que están padeciendo todos los mercados europeos.  

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad