Alberto Lavandeira, CEO de Atalaya Mining

La minera de Touro cura sus penas en Huelva tras su fiasco en Galicia

Atalaya Mining celebra el dictamen favorable de la Junta de Andalucía para renovar los permisos en su mina de Riotinto (Huelva) tras su varapalo en Galicia

Atalaya Mining, la minera de Touro, cura sus penas en Andalucía tras su fiasco en Galicia. La Junta de Andalucía ha dado luz verde a la Autorización Ambiental Unificada (AAU) de la explotación de Riotinto (Huelva).

El Gobierno andaluz ha emitido un dictamen ambiental que considera favorable la AAU y abre la puerta a que Atalaya Mining renueve los permisos y las autorizaciones que se habían quedado sin validez, por defectos de forma, tras sendas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y el Tribunal Supremo.

Esta decisión del Ejecutivo encabezado por el popular Juan Manuel Moreno blinda a Atalaya Mining en un complejo en el que emplea a 480 trabajadores directos y otros 600 de subcontratas y que ha seguido funcionando con normalidad durante estos últimos meses pese a las sentencias del TSJA y el Tribunal Supremo.

Su golpe en Galicia

El espaldarazo a la mina de Riotinto, el proyecto estrella de Atalaya Mining, tiene lugar apenas unos días después de que la Xunta tumbase la declaración de impacto ambiental de la mina de Touro tras informes técnicos “insalvables” de Patrimonio Natural y de Augas de Galicia.

A la compañía solo le queda la vía de los tribunales para recurrir esta resolución con la que la Xunta de Galicia corta el paso a un proyecto que llevaba aparejada una inversión cercana a los 200 millones de euros y que preveía generar 400 empleos directos y 1.000 indirectos para extraer 400.000 toneladas de cobre con la reapertura de la mina.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad