El presidente de Mercadona, Juan Roig, durante la inauguración de su primer supermercado en Portugal, el 2 de julio de 2019. Foto: EFE/PS

La llegada de Mercadona a Portugal desata una guerra de precios

La firma de Juan Roig acaba el año con diez aperturas en Portugal, un país donde la competencia, liderada por Continente y Pingo Doce, también se expande

El sector de la distribución portuguesa recordará siempre 2019 como el año en el que Mercadona, el gigante de Juan Roig, irrumpió en su mercado. Pasados casi seis meses desde la apertura de su primer establecimiento en Oporto, la cadena de supermercados ha culminado el crecimiento previsto para este año. El balance: 10 tiendas y unas 1.100 personas empleadas. Todas las aperturas se han concentrado en la zona norte del país --la última hace apenas dos semanas en Braga-- y el grupo ya prepara nuevas inauguraciones para 2020. No obstante, el camino de la multinacional no es sencillo: la distribución portuguesa vive una guerra de precios y ofertas motivada, en gran parte, por la reactivación de la economía. En el territorio vecino Mercadona no resulta la opción más barata aunque, de momento, sí una de las más mediáticas, a tenor de la expectación que ha generado su desembarco.

Así se desprende del último informe publicado esta semana por la asociación portuguesa de defensa del consumidor Deco. La entidad comparó los resultados de varios supermercados en el norte del país, llegando a la conclusión de que, incluso después de que Mercadona comenzase a operar en Portugal, “las cadenas lusas seguían presentando precios más baratos”. Para realizar este análisis Deco comparó más de 1.600 referencias en 46 tiendas de las localidades de Barcelos, Maia, Gondomar y Oporto. En el análisis tuvo en cuenta la proximidad a los nuevos supermercados de Mercadona. En Porto y Barcelos la cadena Minipreço resultó ser la que cuenta con la tienda más barata, mientras que la histórica Pingo Doce, del grupo Jerónimo Martins, es la más económica en Maia e Intermaché en Gondomar. El estudio destaca que las diferencias entre una cadena y otra son considerables. El informe de Deco asegura que encontró oscilaciones de precios que van del 18% en Gondomar al 29% en Oporto. Una muestra más de la competencia que se vive en el sector de la distribución lusa.

Oporto, el emplazamiento más competitivo

En Oporto, en concreto, es donde Mercadona resulta más competitiva en cuanto a ofertas. El supermercado más barato resultó ser de la cadena Minipreço (de DIA), seguido de Intermache, Lidl y Pingo Doce. El establecimiento de la multinacional española en la calle Domingos Sequeira se sitúa en quinta posición. Tras él se encuentran supermercados de Auchan, Continente, Aldi, Spar y Froiz, la empresa gallega de distribución de Magin Froiz

Este no es el primer informe que realiza sobre el tema la asociación de consumo lusa. El pasado mes de agosto, con Mercadona recién aterrizada en el país, ya realizó otro estudio. En este caso, analizando los precios de los supermercados en otras dos zonas que ya contaban en aquella altura con un establecimiento de la cadena valenciana: Vila Nova de Gaia y Matosinhos. En el primer emplazamiento, Mercadona resultó ser el décimo establecimiento con precios más bajos (por encima de ella figuraban las marcas Jumbo (enseña de Auchan), Pingo Doce, Lidl, Continente, Minipreço e Intermaché. En el segundo, ocupaba la octava posición. Explicaban entonces desde la asociación que los datos dejaban a las claras como el sector de la gran distribución lusa estaba "preparada" para asumir el impacto de Mercadona. De hecho, según destacaban, más un tercio de los productos de la cesta de Continente y Pingo Doce (las dos mayores cadenas de distribución del país vecino) ofrecían descuentos inmediatos.

Crecimiento en marcha

No obstante, semeja que en Portugal la aspiración de Mercadona no pasa por ser la cadena con precios más bajos. Aunque, de momento, la firma no ofrece datos sobre el impacto del negocio portugués, su intención es de la de seguir creciendo. Según anunció su presidente, el próximo año prevé abrir otras 10 nuevas tiendas. Si bien las localizaciones aún no son públicas, Jornal de Negocios indica que ya se han abierto procesos de selección en las localidades de Aveiro, Santo Tirso y Penafiel. En los próximos ocho años, la marca de distribución líder en España prevé contar ya con entre 150 y 200 establecimientos.

Según datos de Kantar Worldpanel, a la altura de septiembre el 11% de los portugueses ya había visitado las tiendas de Mercadona, de los que un 26% había repetido. La zona de Oporto ha sido, hasta ahora, la de mayor éxito para la multinacional española.

La distribución portuguesa se dispara

La competencia en el país vecino está directamente vinculada a la reactivación de su economía. En los últimos dos años, y según datos recientes ofrecidos por el Ministerio de Economía luso, el grupo Sonae, dueño de los hipermercados Continente, ha abierto más de 90 puntos de venta entre todas sus marcas de consumo. DIA abrió 96 establecimientos Minipreço, mientras que el grupo Jerónimo Martíns inauguró otras 24 tiendas, entre sus marcas Pingo Doce y Amanhecer

Además, Sonae ya ha indicado que pretende abrir en los próximos años otros 60 nuevos puntos de venta con su marca Bom Día y entre 4 y 8 nuevos hipermercados Continente.  Esta última enseña acaba de abrir esta semana su primer establecimiento con zona libre de plásticos.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad