Vista exterior de la tienda de Arenal en Marineda City

Los nuevos dueños de Arenal dirigen la perfumería a cifras récord

La entrada de la portuguesa Sonae en Arenal ha disparado facturación y empleo: el volumen de negocio podría llegar a los 130 millones este 2019, un 20% más

Arenal Perfumerías está a punto de cerrar un 2019 expansivo. De cumplirse las previsiones del grupo lucense, la compañía podría cerrar el ejercicio con una facturación de alrededor de 130 millones de euros, una cifra un 20% superior a la conseguida a finales del año pasado y un 34% por encima del volumen de negocio que presentaba a finales de 2017. Si las expectativas se transforman en realidad, la portuguesa Sonae acabará al alza su primer año como primer accionista de la distribuidora de cosméticos y perfumería. Habrá récord de facturación y de empleos.

A finales del pasado año, Sonae, dueño de los hipermercados lusos Continente y de Worten, se hizo con la mayoría accionarial de las históricas perfumerías lucenses. Compró al fondo Corpfin Capital el 60% de Taménider, la matriz de la compañía, aunque mantuvo a la familia fundadora, los Vázquez Marzán al frente de la misma. 

Inyección de 32 millones

Lo primero que hizo Sonae, según las últimas cuentas de la compañía depositadas en el Registro Mercantil, fue inyectar 32 millones a Arenal y a Toménider para cancelar todo el endeudamiento bancario. Lo segundo, mantener el plan de expansión en marcha y potenciarlo, algo que se ha notado en las magnitudes que ha alcanzado este ejercicio.

Durante 2019, la compañía ha avanzado en su expansión por el norte de la comunidad, con aperturas en Bilbao, Santander y Avilés. Según indican desde la empresa, la próxima semana echará a andar su segunda tienda en Barakaldo y, antes de que acabe el año, Compostela contará con otra nueva perfumería. Así, a cierre de año, la compañía contará con cerca de 50 establecimientos. Una cantidad que podría incrementarse hasta las 57 tiendas el próximo 2020. A finales del pasado año, la firma contaba más de 800 empleados, una cantidad que ahora, podría rondar el millar.

Los beneficios se resintieron en 2018

El aumento de las cifras radica en esa expansión. Ya en 2018, y después de la apertura de dos nuevos centros, la facturación de Arenal creció un 13%, de los 96,5 a los 109 millones de euros. El crecimiento, eso sí, trajo aparejados nuevos gastos, como los de personal, que pasaron de 10,9 a 12,7 millones de euros. Por ese motivo, y según explican en su memoria, los beneficios de la compañía sufrieron un leve retroceso, al caer de los 4,2 a los 3,9 millones de euros. El resultado de explotación fue de 5,4 millones euros, un 5,9% menos que el año anterior.

“No obstante, el refuerzo en coste de personal, así como el efecto comercial promocional sin duda redundará en próximos ejercicios en una aportación importante de resultado”, aseguran, para añadir que, a pesar de reducción en el beneficio, “la sociedad mantiene una situación patrimonial de gran estabilidad”.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad