Imagen de una visita oficial de miembros de la Xunta de Galicia a la fábrica de Queserías Entrepinares en Vilalba (Lugo)

Entrepinares, quesero de Mercadona, crece en Vilalba y dispara ventas

La compañía superó la barrera de los 300 millones de euros de facturación por primera vez en su historia mientras amplía sus instalaciones en Vilalba

Queserías Entrepinares suma y sigue. El interproveedor de Mercadona, con sede en Valladolid pero que tiene en Vilalba (Lugo) uno de sus tres centros de producción, ha superado la barrera de los 300 millones de euros de facturación por primera vez en su historia.

En concreto, la compañía elevó su cifra de negocio un 6,4% hasta situarla en los 305,6 millones de euros, gracias a la oleada de pedidos de Mercadona. “La sociedad tiene una concentración de su cifra de negocios en un sólo cliente, Mercadona, cuyas ventas representan el 94,18% de la facturación total realizada en el ejercicio 2018”, se recoge en el informe de gestión, en el que, no bostante, se asegura que “no supone una amenaza para la compañía”, ya que su relación con Mercadona es estable en el tiempo (desde el año 1999) y con “voluntad de permanencia”.

La compañía, que ganó 12,4 millones de euros el año pasado, creció en 2018 la mitad que en 2017 (cuando su cifra de negocio repuntó un 11%) en un año marcado por el avance de las obras de ampliación en su factoría de Vilalba (Lugo). La compañía ya ha concluido la construcción de otra nave en este complejo especializado en la producción de quesos crema y mus de queso y se prepara para dar un nuevo empujón en este 2019.

Tras producir 19 millones de kilos de queso a lo largo del año pasado, Entrepinares tiene en mente poner en marcha una nueva línea de envasado para seguir creciendo con la factoría gallega que inauguró en el año 2009. Así, se prevé que en 2021 la compañía logre superar la barrera de los 200 empleados en su centro de producción de Vilalba, representando casi un tercio de los casi 750 trabajadores con los que cuenta la compañía en la actualidad.

El club de los proveedores gallegos de Mercadona

Pese a tener su sede fuera de Galicia, Queserías Entrepinares es una de las firmas que impulsa la actividad en Galicia para abastecer la oleada de pedidos de Mercadona, pero no la única. 

Jealsa Rianxeira logró el año pasado 320 de sus 639 millones de euros de facturación con las ventas de sus conservas de atún a Mercadona, que los comercializa bajo su marca blanca. También con productos marinos trabaja otro de los proveedores gallegos de referencia para Mercadona: Mascato. La firma capitaneada por los hermanos Lloves Vieira facturó 220 millones de euros con las ventas de pescados ultracongelados a la cadena valenciana.

Profand, especializada en la venta de calamar congelado o preparado a Mercadona factura otros 209 millones de euros, mientras que Congalsa elevó su cifra de negocio hasta los 74,5 millones de euros en 2018 gracias a sus ventas de aperitivos y tapas de pescado y marisco a la cadena capitaneada por Juan Roig

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad