Sede de Inditex en la localidad coruñesa de Arteixo. ED

Inditex arranca en Galicia la confección de prendas para hospitales

Fábricas de la compañía de Amancio Ortega en A Coruña realizan el patronaje y corte de pijamas sanitarios, que se coserán en talleres externos

Inditex se ha puesto manos a la obra. Si este lunes aterrizaba en el aeropuerto de Zaragoza un avión procedente de China cargado con las mascarillas y el equipamiento comprometido por la multinacional al Estado en el marco de la crisis del coronavirus, este martes, sus fábricas en Galicia arrancan con el proceso de fabricación de material sanitario, en concreto, pijamas de tergal que serán empleados por la sanidad pública. Así lo aseguran a este medio fuentes sindicales que explican que las fábricas del grupo harán el patronaje y corte del material textil, que, posteriormente, se coserá en los talleres proveedores que habitualmente trabajan para la compañía. 

Inditex cuenta con 13 fábricas propias, todas ubicadas en Galicia: 12 en Arteixo, el ayuntamiento donde se asienta la sede del grupo, y una más en Narón. Confecciones Goa fue la primera, fundada en la década de los cincuenta. Samlor, Confecciones Fíos, Nikole, Choolet, Indiput, Zintura, Comditel, Hampton, Denllo, Stear, Trisko y Glencare, las siguientes. Al menos Stear habría comenzado a trabajar en la confección de material para la sanidad pública, si bien fuentes sindicales indicaban que otras dos, Samlor y Denllo, podrían estar haciéndolo también o incorporarse en los próximos días.

No obstante, y siempre según las declaraciones de centrales sindicales con representación en la textil, serán talleres textiles externos los que finalicen las piezas. Inditex tiene una baja capacidad de producción en las fábricas propias, que habitualmente se dedican más al corte y al patronaje. Este medio consultó al respecto a la compañía que preside Pablo Isla, sin obtener por el momento respuesta. 

Donaciones de material y confección

La pasada semana Inditex anunció que preparaba la donación de 300.000 mascarillas quirúrgicas protectoras a la sanidad pública para contribuir a la lucha contra el coronavirus, además de otro material sanitario. La multinacional de Amancio Ortega se comprometió de forma pública a poner su red logística global a disposición del Gobierno para facilitar el suministro de material. “Se está trabajando para traer el material que las autoridades sanitarias españolas han señalado como más urgentes: máscaras, guantes, gafas protectoras, gorros, calzas y protectores faciales”, decía el grupo propietario de Zara.

Pero, además, Inditex anunció que estudiaba la posibilidad de poder aprovechar su capacidad de fabricación textil para producir material sanitario. «Se ha identificado la posibilidad de fabricación de batas protectoras en España para lo que es necesario realizar una serie de ajustes sanitarios y confirmar la disponibilidad de materia prima», apuntaba en un comunicado remitido a los medios. 

La patronal gallega busca tejido homologado

No obstante, fabricar material textil sanitario no es tan sencillo. Es necesario que tanto el material empleado como el propio taller de confección esté correctamente homologado para tal fin por las autoridades competentes. Así lo explica Alberto Rocha, presidente de Cointega, el Clúster Textil de la Moda gallega, que indica que la voluntad de todas las empresas del sector, sin excepción, pasa por poder confeccionar prendas sanitarias. "No obstante, hay que tener cuidado y cautela, porque no todo sirve. Estamos hablando de un material que tiene que cumplir con una serie de características", explica.

De momento, la entidad gallega está tratando de identificar recursos. Esto es, ver qué empresas tienen un inventario de tejidos válido y analizar quién está en condiciones de poder coserlo. "Se está trabajando con el Ministerio de Sanidad para poder agilizar estos procedimientos", explica. "A día de hoy no existen empresas en Galicia que puedan decir que están ya cosiendo con toda la homologación en regla. No obstante, se está avanzando para poder hacerlo", explica.

Los Domínguez, a la espera

La saga de los Domínguez es un ejemplo claro de la situación que expone Cointega. Tanto Textil Lonia, la compañía que comercializa las marcas Carolina Herrera y Purificación García, como Adolfo Domínguez, ya se han ofrecido a colaborar, no obstante, están todavía a la espera de recibir informacion sobre cómo se va a concretar ese apoyo.

"La compañía tiene toda la voluntar de poder ayudar en lo que se le requiera y, ahora mismo, está en contacto con las autoridades pertinentes para desarrollar varias iniciativas que se deben concretar", explican fuentes de Adolfo Domínguez a este medio. 

Un artículo de C.D.P/ R.R.V.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad