Imagen de archivo de una tienda de Zara

Inditex comienza su desescalada ante el coronavirus

Inditex se prepara para la reapertura de parte de sus tiendas en Europa con el gran handicap del cierre de los centros de producción

Del mismo modo que otras grandes de la moda, Inditex comienza su particular desescalada en la crisis del coronavirus. El pasado 17 de marzo, cuando la textil presentó sus resultados anuales, reveló un dato hasta ese momento desconocido. En esa altura, mantenía cerradas un total de 3.785 tiendas en 39 mercados, algo más de la mitad de los 7.469 establecimientos del grupo textil, que solo en España suma casi 1.600. La cifra podría haber crecido desde ese momento (hay que tener en cuenta que las restricciones fueron llegando a otros países del globo como, por ejemplo, México, su principal mercado en el continente americano en cuanto a beneficios aportados a la empresa). Sin embargo, la gran expansión de la textil hace que sus cifras se compensen ya que, también a mediados del mes pasado, reactivaba todas sus tiendas en China, a excepción de 11. Ahora, al igual que Mango o Desigual, se prepara para la gradual reapertura del comercio en Europa.

El caso alemán

Destaca por su inmediatez el caso de Alemania. El país dirigido por Angela Merkel arrancó este lunes la primera fase de un proceso gradual de reactivación económica por ahora desigual que, entre otras cuestiones, pasa por permitir la reapertura de tiendas y comercios que no sobrepasen los 800 metros cuadrados. No obstante, por el momento, esta medida no se ha activado en todas las regiones del país ya que, de acuerdo con su condición de estado federal, cada land tiene potestad para implementar determinadas acciones contra la pandemia consensuadas con su Gobierno central. En su web alemana, Zara indicaba este martes: "Con algunas excepciones, la mayoría de nuestras sucursales permanecen temporalmente cerradas". Sin embargo, la previsión en el país es que las reaperturas en el comercio se generalicen a partir del 4 de mayo.

Con 127 tiendas (74 solo de Zara) en el país germano y teniendo en cuenta la apuesta redoblada por los establecimientos de gran tamaño que ha hecho la compañía en los últimos años, la restricción de los 800 metros cuadrados como máximo podría afectar la desescalada del grupo. No obstante, medios locales explican que determinados estados federales permiten la apertura de tiendas más grandes, siempre que restrinjan a este máximo su espacio de venta. El pasado año, el negocio alemán de Inditex aportó 51 millones al beneficio antes de impuestos del grupo, casi cuatro veces más que en 2018.

Pendientes de los centros productivos

Por el momento, Inditex guarda silencio sobre la reactivación o no de sus tiendas cerradas en Europa, si bien ya existen otras marcas, como Mango o Desigual, que han anunciado de forma oficial la próxima reapertura de establecimientos tanto en Alemania, como en otros países como Austria u Holanda

Fuentes sindicales de la multinacional de Amancio Ortega explican que, debido precisamente al inicio de las medidas de desescalamiento --y aunque de forma tímida--, se prevé un repunte en las próximas semanas de la producción en los grandes centros logísticos del país, encargados de surtir de prendas a los establecimientos del grupo. Las centrales sindicales advierten, no obstante, que el mayor handicap en este sentido radica en que la mayoría de los clústeres proveedores del grupo están parados a causa de la pandemia. "Los centros de producción de Turquía o Marruecos no están funcionando en este momento para nadie, si bien es cierto que los de China ya están reactivados y tienen muchísima capacidad", explican a este medio.

¿Qué pasa en España?

Precisamente, y teniendo en cuenta la posibilidad de la que la actividad vaya creciendo paulatinamente, la sección sindical de CCOO en la Plataforma Europa, el gigantesco centro logístico que Inditex tiene en Zaragoza, instó a la compañía este martes a realizar pruebas diagnósticas para la detección del Covid-19, una posibilidad que ha regulado el Gobierno de Aragón mediante una orden publicada en su boletín oficial que permite realizar este tipo de test "por medios ajenos al sistema público de salud de la comunidad autónoma". 

Aunque las tiendas de Inditex permanecen cerradas en España, también en ellas se producen avances de cara a la vuelta a la normalidad. La pasada semana, Inditex puso en marcha un plan con el objetivo de dar salida al stock de sus establecimientos cerrados mediante la venta online. Inicialmente, unos 800 empleados voluntarios del equipo de responsables de tiendas comenzaron a acudir el horarios reducidos de mañana a cerca de 300 establecimientos en España, la mayoría de la marca Zara, para procesar desde allí pedidos por Internet. 

No obstante, y según indica el sindicato CIG, esta misma semana se ha implementado un nuevo turno de tarde (en cada turno trabaja un máximo de 4 personas que siguen un estricto protocolo anticontagio), de forma que "podriamos estar ya hablando de entre 1.000 y 1.200 trabajadores que, en la actualidad, participan de este nuevo plan". 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad