Una tienda de Zara en A Coruña. EFE/KIKO DELGADO

Trabajadoras de Inditex volverán a las tiendas “a puerta cerrada”

Según los sindicatos, Inditex plantea la posibilidad de que una pequeña parte de la plantilla regrese a las tiendas para responder a pedidos online

Este lunes, la multinacional gallega Inditex anunció que pagará las nóminas de abril de todo su personal de tienda en España con recursos propios, como viene haciendo hasta ahora. De esta forma, la compañía presidida por Pablo Isla descartaba ejecutar la hoja de ruta planteada hace casi un mes y que pasaba por aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectaría a 25.000 empleados de sus establecimientos comerciales en el país si el estado de alarma se prolongaba más allá del 15 de abril.

La noticia fue acogida con alegría por parte de los sindicatos con representación en la textil que ya en los últimos días y de forma no oficial especulaban con la posibilidad de que la dirección reculase en su intención de activar un ajuste laboral temporal, dado que la fecha se acercaba y aún no habían recibido noticias al respecto. Descartada la posibilidad del ERTE tanto en los almacenes (algo que ya estaba asegurado) como en las tiendas, al menos en este caso durante el mes de abril, son también los sindicatos los que indican que la compañía les ha planteado la posibilidad de que una pequeña parte del personal de las distintas cadenas del grupo regrese a los establecimientos, aunque “a puerta cerrada”. Estos empleados darían respuesta a las demandas online de prendas que se encuentran dentro de las tiendas.

Sistema SINT

Según comentan a este medio desde el sindicato CIG, esto se debe a que Inditex tiene en marcha en muchas de sus cadenas el denominado SINT de stock integrado. El sistema se basa en que todas las prendas están localizadas mediante radiofrecuencia, lo que permite servir directamente un pedido online desde la tienda más cercana que tenga existencias sin necesidad de recurrir a un almacén o a un centro logístico.

"La posibilidad que se ha planteado es que, en algunas tiendas y unas horas a la semana, personal voluntario, fundamentalmente de puestos de mayor responsabilidad, acuda a trabajar para dar salida a pedidos que se pueden cubrir con el stock de las tiendas", comentan. En todo caso, de llevarse a cabo, todo esto estará ligado a los protocolos de prevención habituales para evitar contagios por Covid-19.

La crisis del textil

Por otro lado, las centrales sindicales confirman que, a pesar de que Inditex tiene cerradas desde el 14 de marzo sus casi 1.600 puntos de venta en España, los empleados de tienda percibirán en su nómina de abril su salario habitual, tanto el fijo como los complementos variables

La compañía ha tomado esta decisión en un momento especialmente controvertido para el sector. Este lunes, un informe elaborado por EY en colaboración con Boston Consulting Group destaca que la industria del sector textil podría reducirse un 25% y perder un tercio de sus empleos por el impacto de la pandemia del coronavirus. No obstante, Inditex cuenta con un colchón del que carencen el resto de empresas del sector y que no es otro que su caja. La posición financiera neta del grupo a cierre del ejercicio 2019 ascendía a 8.100 millones de euros.

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad