El presidente del Grupo Hotusa, Amancio López. EFE/Javier Liaño

El imperio hotelero de Amancio López gana más de 54 millones

Hotusa cerró su último ejercicio con 54 millones de beneficio y casi 1.200 millones de facturación; 8 de cada 10 euros proceden del mercado español

Amancio López, empresario gallego afincado en Barcelona, tiene bajo su gestión un gigante hotelero. Pocas dudas dejaba al respecto Hotusa, que se reivindica como el mayor consorcio de hoteles independientes del mundo con una cartera de 3.000 establecimientos asociados. Menos dudas dejan todavía las cuentas presentadas por el grupo al MARF en un striptease obligado por el lanzamiento de su primera emisión de pagarés para financiar su actividad.

El grupo hotelero facturó durante su último ejercicio 1.183 millones de euros, la mayoría en el mercado español, donde Hotusa obtiene 8 de cada 10 euros que ingresa. Supone una mejoría del 7% en la cifra de negocio, 80 millones más que el ejercicio de 2017.

La compañía cerró el año con unos beneficios consolidados de 54,1 millones, muy similares a los 55,5 millones que ganó en 2017. Amancio López vuelve a superar los 50 millones en ganancias mientras expande el grupo. El empresario comenzó a forjar el imperio hace 40 años, en Barcelona. Ahora está presente en 130 países con marcas como Eurostars, Exe Hotels, Restel, Ikonik o Keytel.

La deuda crece con la expansión del grupo

El grupo, con unos 3.600 empleados y una interminable lista de filiales asociadas a sus hoteles, mejoró en casi todas las magnitudes, elevando su patrimonio neto hasta los 306 millones, 50 millones más: el volumen de activos creció hasta los 1.230 millones; y el resultado de explotación hasta los 102,8 millones, frente a los 100 millones del año anterior.

Del mismo modo que prosigue la expansión de Hotusa, también crece la deuda que acumula. A cierre de ejercicio debía a los bancos 653 millones a largo plazo, un incremento de 92 millones, y afrontaba vencimientos a corto de 88 millones.

Cuatro mercados clave

Quizá sea esa una de las pocas preocupaciones que puede tener Amancio López, que en los últimos años se ha empeñado en ser profeta en su tierra. Tiempo atrás creó la central de reservas de Chantada (Lugo), su localidad natal, para generar 60 empleos. El año pasado se hizo con el Hotel Atlántico de A Coruña (cuatro estrellas) y con los dos hoteles de lujo de A Toxa en manos del Popular, convirtiéndose en uno de los principales actores del sector hotelero, el otro Amancio de Galicia.

No es de extrañar la apuesta si se tiene en cuenta que Hotusa factura 1.003 millones de los 1.183 de su cifra de negocio en España. El resto de mercados relevantes del grupo están muy lejos de estas cuantías. Portugal alcanzó los 30,1 millones el año pasado; Alemania los 39,2 millones; e Italia los 40,7 millones, siendo la segunda plaza de la cadena hotelera.

2933c8a4 86e3 4b9f a264 51e0d453831a

El Eurostars Madrid Tower, de cinco estrellas, es uno de los hoteles más lujosos de Hotusa, aunque a costa de pagar un carísimo alquiler a Testa

Hotusa, otra víctima del Popular

La adquisición de los antiguos hoteles del Popular, un hotel-balneario de cinco estrellas y un establecimiento de cuatro estrellas, tiene historia para Hotusa, pues fue una de las empresas atrapadas en la crisis del banco.

La compañía recurrió al canje por bonos que ofreció el Santander a los accionistas tras la caída del Popular, que la entidad que preside Ana Botín compró por un euro. Aunque Hotusa no detalla la inversión inicial en el banco que fue dueño del Pastor, sí que indica que el valor de sus acciones ascendía a 2,3 millones a cierre del ejercicio 2016.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad