Central térmica de Meirama / Greenpeace

El plan industrial de Naturgy para Meirama no pasa de borrador

La iniciativa para atraer inversiones solo se comunicó a la Xunta, pero sin un proyecto definido; la planta de gas está en fase de estudio

Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, puso tres proyectos y 80 millones de inversión encima de la mesa para compensar el cierre de la central térmica de Meirama. Además de las medidas sociales para los trabajadores, anunció la construcción de una planta eólica de 61 megavatios, un centro especializado en producción de gas a partir de residuos y una iniciativa para “atraer nuevos proyectos industriales" al emplazamiento de Meirama, "en colaboración con la Xunta".

Esta última propuesta permitiría intentar contrarrestar los efectos del retroceso industrial que atraviesa la provincia, pues además del cierre de la central térmica, afronta la drástica reducción de actividad de Alcoa y las incertidumbres que pesan sobre todas las empresas excesivamente expuestas al coste de la energía.

Tres proyectos aún por arrancar

Sin embargo, la colaboración para captar inversiones industriales es, por el momento, solo una propuesta. El Gobierno gallego no ha recibido formalmente ningún programa o proyecto de Naturgy relacionado con este objetivo, según informan fuentes de la Consellería de Economía. La empresa explica que se está en conversaciones con la Xunta, pero que no hay un itinerario detallado a seguir.  

En una fase muy iniciática también se encuentran los otros dos proyectos anunciados. Naturgy explicó está todavía realizando “un estudio de viabilidad” sobre la puesta en marcha de la planta de generación de gas renovable a partir de residuos. Respecto al parque eólico, la empresa indica que debe obtener primero los necesarios permisos del Gobierno central.

Estas inversiones, sumadas a los 200 megavatios que está desarrollando la compañía en Galicia, alcanzarían cerca de 300 millones. El montante total de la inversión en territorio gallego de Naturgy es superior. Según la empresa, de sumar las partidas destinadas a renovables, gas y electricidad, alcanzaría los 800 millones entre 2018 y 2022.

Malestar en la Xunta

Pese a ello, el desmantelamiento de la central de Meirama ha provocado malestar en la Xunta, explicitado tanto por el conselleiro de Economía, Francisco Conde, como por el presidente, Alberto Núñez Feijóo, quienes entienden que Naturgy incumplió su compromiso de acometer la inversión en la central y alargar su tiempo de actividad.

Además, reprocharon a la empresa, socia de la Xunta en Sogama y, hasta 2016, en Reganosa, que no tuviera un plan industrial alternativo ante la clausura de las instalaciones, dando a entender que no bastaba con el parque eólico, el centro de producción de gas y una colaboración para atraer inversiones todavía sin concretar.

El desmantelamiento de la central a partir de 2020 se desarrollará en un periodo de entre dos y tres años y empleará a unos 40 trabajadores. Galicia contará todavía con la térmica de As Pontes, donde Endesa sí que puso en marcha un plan de inversiones para mantener activa la instalación.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad