Margarita Robles y Esteban García Vilasánchez

El Gobierno arremete contra Vilasánchez por fichar por el naval saudí

Margarita Robles asegura no gustarle que el directivo mugardés fiche por el naval saudí un año después de su cese como presidente de Navantia

La ministra de Defensa afea al mugardés Esteban García Vilasánchez su desembarco en el sector naval saudí. Margarita Robles ha admitido este martes no gustarle el fichaje del expresidente de Navantia por el sector naval saudí apenas un año después de su cese como máximo responsable de Navantia.

"No se trata de dar lecciones de ética a nadie, pero quizá no es lo más oportuno. A nivel personal, no me gusta. Las apariencias también son muy importantes", ha manifestado Robles en declaraciones a la Cadena Ser.

De Navantia a SAMI

Esteban García Vilasánchez pasará a ocupar una de las vicepresidencias en el mayor grupo de defensa de Arabia Saudí, un país con el que cerró el megacontrato de cinco corbetas durante su presidencia en Navantia

Los buques están siendo construidos en los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz tal y como figuraba en un acuerdo en el que también se establecía la puesta en marcha de una joint venture junto a la empresa pública SAMI y que recibe el nombre de SAMI Navantia Naval Industries. El objetivo era posicionar los sistemas integrados y las soluciones tecnológicas de Navantia en el mercado de Oriente Medio y facilitar una transferencia tecnológica en favor del país asiático.

Las críticas del Gobierno

Esta estrecha vinculación con Arabia Saudí durante su mandato en Navantia es la que ha despertado suspicacias entre el Gobierno de Pedro Sánchez, que, además, según ha denunciado Margarita Robles, no tienen constancia de que Vilasánchez consultara esta decisión con el Ministerio de Defensa previamente.

El megacontrato de las cinco corbetas no estuvo, además, exento de polémica. El acuerdo, firmado antes de la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno y con VIlasánchez todavía como presidente de Navantia, se vio en riesgo ante la decisión del nuevo Ministerio de Defensa, ya con Robles a la cabeza, de anular la entrega de 400 bombas a Arabia Saudí.

Tras causar un cisma interno, el Ministerio de Defensa dio marcha atrás y finalmente suscribió el contrato inicial, con el que insufla aire a los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad