La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la jornadas sobre las oportunidades del hidrógeno verde. MTE

De Reganosa a Naturgy: la carrera del hidrógeno arranca en Galicia

Galicia toma posiciones en el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde, apoyados por el Gobierno y que, además, pueden optar a fondos europeos

En tiempos de descarbonización, el hidrógeno verde emerge como una alternativa de negocio en el mercado español. Este jueves, el Ministerio de Transición Ecológica de Teresa Ribera celebró la jornada Hidrógeno renovable: una gran oportunidad para España en la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayudas por valor de 1.500 millones de euros para desarrollar esta tecnología hasta 2023 con cargo al fondo europeo de recuperación. El acto no solo contó con la participación de políticos como el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans, sino también con la de los máximos ejecutivos de compañías como Iberdrola, Repsol, Endesa, Naturgy, Enagás, Acciona, Fertiberia, CAF o Talgo. Todos destacaron la importancia de poner en marcha proyectos de este tipo, si bien solicitaron al Ejecutivo que aplique cuanto antes una rebaja de los costes energéticos y un marco regulatorio específico para que el hidrógeno verde pueda ser competitivo.

El hidrógeno verde puede tranformarse en una alternativa de futuro ante la crisis industrial que atraviesa la comunidad en estos momentos en los que, además del cierre de las térmicas de Meirama y As Pontes, grandes consumidoras eléctricas como Alcoa, Ferroatlántica o Xeal ven como a sus problemas propios derivados del precio de la energía se suma el impacto de la crisis del Covid-19. La Xunta de Galicia de Alberto Núñez Feijóo ya destacó el hidrógeno verde como uno de los proyectos tractores con los que la comunidad optará a los fondo europeos de reconstrucción. De momento, dos grupos parecen haberse adelantado ya en la carrera del hidrógeno verde en el territorio gallego.

Aunque Reganosa nunca se ha manifestado públicamente a este respecto, en el sector empresarial se da por hecho que la compañía dueña de la regasificadora de Mugardos liderará uno de los proyectos de hidrógeno verde que en un futuro desarrollará la comunidad. Pero no será la única. Este martes, el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, reveló que la compañía ha comenzado a desarrollar en Meirama un proyecto de hidrógeno verde de 30 megavatios que aún se encuentra en un estadio muy inicial. El directivo indicó que la eléctrica había decidido explorar esta energía en aquellos enclaves afectados por los procesos de descarbonización (además de en la térmica coruñesa, también lleva a cabo un proyecto similar, de la mano de Enagás, en La Robla, en León). 

Naturgy da el primer paso

Precisamente por lo incipiente de los proyectos, al margen del escueto anuncio de Reynés, Naturgy no ha querido avanzar más datos. A preguntas de este medio, la compañía indica que "plantea estos proyectos sobre los valores de la sostenibilidad y la transición justa, buscando el desarrollo de una economía verde que permita, además, generar empleo en zonas rurales o despobladas". En su intervención, el presidente de la compañía también defendió la importancia que tendrán para los proyectos de hidrógeno el uso de las redes de distribución de gas natural en España, "que dispone de una infraestructura eficiente y competitiva". "La inyección de hidrógeno en las infraestructuras gasistas permitirá cubrir las necesidades de gestión de vertidos, tener un sistema de almacenamiento estacional del sector eléctrico y la descarbonización de los sectores finales", explica la compañía.

Lo cierto es que, al margen del anuncio de Naturgy, y atendiendo a las manifestaciones del Ministerio de Transición Ecológica, Galicia está llamada a ser uno de los polos estratégicos del desarrollo del hidrógeno verde en España. Así aparece reflejado en el documento que aprobó el pasado octubre, su Hoja de Ruta de Hidrógeno, una suerte de guía que establece los objetivos estatales de implantación de este tipo de energía de aquí a 2030. En el citado documento, el departamento de Teresa Ribera destaca una serie de proyectos empresariales, hasta 28 en toda la geografía española que, por sus características, pueden ser susceptibles de acogerse a fondos europeos (los denominados Proyectos Importantes de Interés Común Europeo).  

A Coruña, un 'hub' del hidrógeno verde

Entre los mismos llama la atención sobre uno que ubica en la provincia de A Coruña. Se trata de un “proyecto de producción de hidrógeno renovable a escala industrial destinado a su uso como materia prima industrial y de movilidad”. Aunque, alegando motivos de confidencialidad, Transición Ecológica no detalla a qué empresa pertenece este plan, sí indica que el objetivo del mismo es “crear un hub escalable de producción y transporte de hidrógeno renovable en la región descarbonizando los principales usos del hidrógeno en la industria y favoreciendo su penetración en la movilidad”. Distintas fuentes del empresariado gallego indican que este proyecto estará liderado por Reganosa que, además, figura en la lista de empresas que realizaron aportaciones al borrador del documento durante su periodo de exposición pública.

Además, en el citado documento, el Gobierno apuesta por promover la constitución de Mesas de Hidrógeno Industrial junto a comunidades autonómas, administraciones locales, consumidores de hidrógeno y promotores de proyectos verdes. Explica Transición Ecológica que "se ha identificado la conveniencia de crear Mesas del Hidrógeno Industrial en los polos petroquímicos de Huelva, San Roque-Los Barrios, Cartagena, Sagunto, Tarragona, Bilbao, Avilés-Gijón, Puertollano y A Coruña".

Si bien en las jornadas institucionales celebradas este jueves solo Naturgy se refirió directamente a un proyecto ubicado en Galicia,  también hay que tener en cuenta que los directivos de otras grandes compañías con intereses en la comunidad evidenciaron que el hidrógeno está en su plan de negocio.

Endesa: 22 proyectos de hidrógeno

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, explicó que el hidrógeno tiene que ser un complemento de la electricidad, "no un competidor", en la descarbonización de la economía, y afirmó que no "hay tiempo para gastar dinero en otro tipo de hidrógeno que no sea el verde".

El CEO del grupo que posee la térmica de As Pontes señaló que el hidrógeno puede permitir anticipar a 2040 la descarbonización en Canarias y Baleares, y que en estos momentos Endesa tiene 22 proyectos de hidrógeno, al tiempo que ha insistido en que hay que descargar al coste de la electricidad de una serie de cargas que hagan más competitivo al hidrógeno verde.

De Repsol a Iberdrola

Por su parte, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, avanzó que en el periodo 2021-2026 la compañía invertirá entre 2.200 y 2.900 millones de euros en proyectos vinculados a la cadena del hidrógeno. El directivo insistió en que si España quiere potenciar el hidrógeno electrolítico renovable, hay que actuar sobre los costes eléctricos, en concreto en la distribución y peajes.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, también manifestó que "España puede y debe convertirse en un referente europeo del hidrógeno verde" y exportarlo en forma de amoniaco, y ha recordado, en este sentido, el proyecto que están llevando a cabo con el fabricante de fertilizantes Fertiberia en Puertollano (Ciudad Real).

Sánchez Galán ha explicado que este proyecto supone una inversión de 1.800 millones de euros de aquí a 2027 y contempla la instalación de 800 megavatios (MW) --el 20% de la capacidad prevista por el Gobierno español para 2030, que es de 4 gigavatios (GW)-- alimentados por energía fotovoltaica.

Hidrógeno verde



Tradicionalmente, el hidrógeno se producía con carbón y gas natural, técnicas a las que se añadieron procesos de captura de CO2 para reducir su huella de carbono, dando lugar al hidrógeno "azul". Ahora, el objetivo es producirlo con renovables y sin emisiones.

El proceso más extendido en la actualidad para obtener hidrógeno "verde" es la electrólisis, que permite separar las moléculas de hidrógeno y oxígeno que componen el agua con la aplicación de una corriente eléctrica de origen renovable; y este vector energético puede usarse tanto en industria, transporte o como regulador del sistema eléctrico (al ser almacenable en pilas)

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad