Amancio Ortega en el centro hípico de Casas Novas. EFE
stop

Pontegadea, brazo inversor de Ortega, paga 379 millones para entrar en la filial de infraestructuras de Telefónica con vocación de permanencia

en A Coruña, 28 de julio de 2018 (05:00 CET)

Amancio Ortega invierte en torres y cable submarino como invierte en edificios. El fundador de Inditex ha pagado 379 millones para hacerse con el 9,99% de Telxius, la filial de infraestructuras de telecomunicaciones de Telefónica, quien hace solo un par de años trató sin éxito de sacarla a bolsa. Es la mayor inversión que se recuerda del empresario en algo que no tenga que ver con el ladrillo. Aunque, en realidad, el espíritu no es muy diferente.

Pontegadea, el brazo inversor de Ortega, invierte en lo que considera activos de primer nivel, como si fuera un edificio Oxford Street pero en forma de cables de fibra óptica. El dueño de Zara ve potencial de crecimiento y llega con vocación de permanencia a medio o largo plazo en la empresa. A eso apunta el precio pagado , más de 15 euros por acción, cuando el año pasado la gestora de fondos KKR se hizo con un 40% de Telxius pagando menos de 13 euros por título.

La deuda de Telefónica abrió la puerta a Ortega

La operación valora la filial de Telefónica en 3.790 millones, por encima de la estimación máxima que hizo la compañía cuando trató de llevar a la filial a su debut en el parqué. El grupo que capitanea José María Álvarez-Pallete celebró la venta en el marco del “objetivo de reducción de deuda y fortalecimiento del balance por la vía orgánica, en un escenario de generación de caja creciente”, que “mantener una remuneración al accionista sostenible”. La operadora mantenía un pasivo a cierre del semestre de 43.600 millones.

Ortega, por su parte, entra en el negocio de las telecomunicaciones y diversifica la cartera de Pontegadea, que, al margen de un pequeño proyecto en el área de la biotecnología y una incursión anecdótica en el sector forestal, ha dedicado los últimos años a invertir en el sector inmobiliario. El ladrillo continuará siendo la principal actividad de Ortega pues, según las fuentes consultadas, la entrada en Telxius responde más a una oportunidad de inversión que a un deseo de diversificar los activos del grupo.

En todo caso, supone una ruptura con la monocromía que mantenían los negocios del fundador de Inditex desde 2014, cuando salió definitivamente de NH y del malogrado Popular. Anteriormente, el primer accionistas de Inditex había dejado atrás sus participaciones en Astroc y Agbar. En los últimos años desinvirtió sobre todo en el negocio hotelero en el que participaba a través de Pontegadea y que tenía en la cadena Iberostar a uno de sus socios de referencia.

¿Qué compra Amancio Ortega?

La red de Telxius está compuesta por 16.300 torres de telecomunicaciones (674 en Galicia) repartidas por seis países. A ello suma una extensa red internacional de cable submarino de fibra óptica, con unos 87.000 kilómetros bajo gestión, de los que 36.000 son propiedad de la filial de Telefónica.

El dueño de Zara controlará el 10% de Telxius de manera indirecta. La operación se realiza sobre la filial Pontel Participaciones, que es titular del 60% del capital de Telxius. Pontegadea adquiere un 16,65% de Pontel, que equivale al 10% de la empresa de infraestructura de telecomunicaciones. Además de Telefónica y el brazo inversor de Amancio Ortega, en el capital de Telxius está también la gestora de fondos Kohlberg Kravis Roberts (KKR), con una participación del 40%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad