Siemens Gamesa espera rebotar desde los 16 euros y esquivar los mínimos de 2019

Alerta en As Somozas: Siemens Gamesa anuncia "decisiones difíciles"

Incertidumbre en la factoría gallega de Gamesa ante las pérdidas de 165 millones en el trimestre y el cierre de la compra de una planta en Portugal

Tiempos complicados para Siemens Gamesa, la gigantesca compañía germana-española de energías renovables que cuenta con una factoría en As Somozas (A Coruña) con la que fabrica palas eólicas. La multinacional acaba de presentar los resultados correspondientes a su segundo trimestre fiscal --de enero a marzo-- teñidos de rojo. Perdió 165 millones de euros frente a los beneficios de 49 millones conseguidos en el mismo periodo de 2019.  En lo que va de año, y a causa de la crisis del coronavirus, las ventas se contrajeron en un 8%, hasta los 2.204 millones de euros, debido a la menor venta de aerogeneradores. Según indican, el Covid-19 ha tenido un impacto en su rentabilidad de 59 millones. Sindicatos con representación en la planta coruñesa explican que los números han generado cierta "incertidumbre" acerca del futuro del negocio, motivo por el que han solicitado información urgente a la dirección del grupo.

Y es que, al margen de lo abultado de las pérdidas, existen otros dos factores que despiertan el recelo de parte de la  plantilla en el conjunto del territorio español. El primero, según apunta El Economista, es que Siemens Gamesa prepara un ajuste en el negocio eólico terrestre y, el segundo, es que acaba de cerrar la compra de una planta en Portugal que puede generar competencia al negocio español. 

Ajustes

Las últimas informaciones al respecto apuntan a que el consejero delegado de la división del negocio eólico de la compañía, Alfonso Faubel, habría remitido una misiva a los empleados de esta área (más de 10.000 a nivel mundial) en los que anuncia "decisiones difíciles" sobre proyectos heredados que habrá que "dejar ir".

No es la primera vez en los últimos meses que se habla de ajustes. A principios de año se planteó la posibilidad de acometer un ERE que afectaría a más de un centenar de trabajadores en España y que, fundamentalmente, sufriría el área de oficinas, una posibilidad que, finalmente, fue desechada tras un acuerdo entre empresa y parte social con la intención de evitar "salidas traumáticas". 

Portugal

Por otro lado, la compañía hizo efectiva la pasada semana la adquisición de una fábrica palas eólicas en Vagos (Portugal). El anuncio se hizo ya en octubre del año pasado, momento en el que la plantilla manifestó su temor ante posibles deslocalizaciones. La propia Gamesa advertía de que la factoría "es una de las más competitivas de Europa". 

En aquel momento, y ante la alerta de los trabajadores, el grupo eólico descartó que existiese un solapamiento de la actividad entre la factoría de As Somozas y la de Vagos. Argumentaron entonces que el nuevo activo tiene como objetivo construir aerogeneradores para el mercado asiático, algo que serviría para reducir la dependencia de los proveedores. 

Reclamación sindical

"La factoría de As Somozas siempre ha sido una de las más competitivas con las que cuenta Gamesa en España y de las que más beneficios generaba. No obstante, la intranquilidad está presenta ya que la planta de Portugal es muy competitiva y está muy bien posicionada en cuanto a infraestructuras", comentan fuentes de la plantilla gallega.

A nivel estatal, la federación de Industria de CCOO ha indicado que los malos resultados cosechados no pueden ser descargados en la plantilla. "Exigimos a la compañía que, al igual que lo hizo durante la crisis sanitaria, apueste por espacios compartidos de interlocución que valoren que el principal activo de la compañía son sus cinco mil trabajadores y trabajadoras. El sindicato le reclama que se comprometa con su plantilla y que construya junto a ella un futuro prometedor que les permitan superar la tormenta. Urge trabajar en medidas efectivas y solidarias para preservar el empleo", apunta.

Las fortalezas de Gamesa

No obstante, no todo son malos augurios. La compañía explica que tiene colchón para afrontar la crisis del Covid-19 con una buena posición de liquidez. Cuenta con líneas por importe de unos 4.000 millones de euros, "de los que solo ha dispuesto de 1.100 millones". "Si bien la falta de visibilidad a corto plazo ha llevado a la compañía a retirar las guías financieras anunciadas durante el primer trimestre de 2020, las previsiones a largo plazo de la industria y de la propia compañía se mantienen sólidas", argumentan.

Explica que la firma que "ha alcanzado una cartera de pedidos récord de 28.623 millones de euros (+21%) y está bien posicionada para capturar el crecimiento del sector, gracias a su diversificación geográfica y su liderazgo tecnológico". 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad