bimba y lola tienda 15 970x597

Adolfo Domínguez, Bimba y Lola... Cascada de ERTEs en la moda gallega

En un solo día, y con los expedientes de regulación de Adolfo Domínguez y Bimba y Lola, el textil gallego despide de forma temporal a 1.600 personas

El coronavirus ha impactado con fuerza en la industria de la moda. La patronal del sector pedía este martes al Ministerio de Industria de Reyes Maroto que active alguna medida específica para que las empresas puedan mantener “el empleo, la liquidez y la solvencia”. Lo cierto es que, en tan solo un día, dos de las principales firmas textiles de la comunidad gallega (con el permiso de Inditex), Adolfo Domínguez y Bimba y Lola, anunciaron la puesta en marcha de sendos Expedientes de Regulación de Empleo (ERTEs) que envían a casa a casi 1.600 personas. El hecho de que la pandemia del Covid-19 haya obligado al confinamiento de buena parte de la población europea y de que el grueso de las ventas de la moda gallega esté radicada en esos territorios (Italia, Francia y Portugal) hace presagiar que no serán los únicos ajustes.

Adolfo Domínguez, la firma del histórico modisto ourensano ahora dirigida por su hija Adriana, fue la primera en anunciar la puesta en marcha de un ERTE. La compañía prevé que el ajuste de personal afecte a 728 empleados en toda España. Es la consecuencia directa del cierre de sus 188 tiendas en el Estado desde la declaración del estado de alarma el pasado fin de semana. 

Adolfo Domínguez: 61% de la plantilla

Las tiendas afectadas en Galicia son 18, entre los distintos puntos de venta del grupo, que incluyen también outlets y espacios en El Corte Inglés, almacenes que también han echado el cierre, si bien mantienen abiertos sus supermercados, tal y como permite el decreto impulsado por el Gobierno central. Asegura la compañía, al igual que otras muchas que comienzan a aplicar estos expedientes, que el ERTE, que afecta al 61% de la plantilla del grupo de moda, se prolongará hasta el mes de mayo en caso de que el cierre de los puntos de venta tenga que alargase. La intención de la empresa dirigida por Adriana Domínguez es que los profesionales de la red comercial se reincorporen a sus puestos de trabajo cuando las tiendas puedan abrir con seguridad.

La regulación afecta solo a empleados españoles, aunque la compañía también se ha visto obligada a cerrar tiendas propias y franquicias en otros países como China, Francia, Perú y Kuwait.

Bimba y Lola: todas las tiendas en España

Tan solo unas horas más tarde, Bimba y Lola, la enseña de las sobrinas de Adolfo Domínguez, María y Uxía, anunciaba mediante una nota de prensa que también se veía avocada a aplicar un expediente de ajuste temporal de empleo sobre su plantilla en España. De hecho, el ERTE afectará a todos los trabajadores de todas sus tiendas en el territorio español, casi 800. “Es una medida por causa de fuerza mayor, que se produce tras el cierre provisional de los 206 puntos de venta que la compañía tiene en toda la Unión Europea”, explicaba la compañía con sede en Vigo.

“En el resto de países se están aplicando soluciones similares, en línea con la legislación y actuaciones decididas por cada gobierno”, añadía. “Su carácter es temporal y estará ligado al impacto directo de la emergencia sanitaria, por lo que todos los empleados afectados se reincorporarán a sus funciones tan pronto como se recupere el funcionamiento normal de la empresa”, apuntaba.

Apuesta por el online

Al margen del ERTE en las tiendas, Adolfo Domínguez indica que, en esta nueva etapa con el coronavirus como telón de fondo, va a reforzar el negocio online. La enseña indica que optimizará la actividad en el centro logístico de San Cibrao das Viñas (Ourense) con el objetivo de reforzar el servicio a sus clientes a través de Internet. Además, también impulsará un servicio de venta telefónica. El comercio electrónico y la atención a los mercados internacionales se convierten en el principal objetivo de todos los profesionales de servicios centrales de la firma, el 54% de los cuales teletrabajan, durante el período de cierre de los establecimientos en España.

Esta parece la pauta que marcará las tendencias de negocio del sector en los próximos meses. Ya en este primer trimestre del año, las grandes empresas del textil, entre ellas Inditex, habrían incrementado su ventas online precisamente en aquellos países que contaban con más restricciones por causa del Covid-19, como es el caso de China. 

¿Qué pasa con los centros logísticos?

De momento, los expedientes de empleo en el textil parecen afectar principalmente al segmento de las tiendas. Las fábricas y centros logísticos continúan su actividad, centrada tanto en los pedidos online como en el abastecimiento de otros mercados que no sufren de cuarentenas por causa del coronavirus. No obstante, desde ModaEspaña advierten de los problemas que se presentarán en un escenario corto de tiempo. El sector está preocupado por la posible infección de trabajadores, por la falta de materias primas, la paralización de unidades productivas y la cancelación de pedidos.

Serán estos los hechos que determinen o no que los expedientes de empleo en el mundo de la moda salten también hacia las fábricas y almacenes logísticos.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad