El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su comparecencia desde el Centro de Coordinación Operativa. E.P.

Libertad horaria de los supermercados en Galicia frente al Covid-19

El presidente de la Xunta anuncia la liberalización del horario de los supermercados en medio de la polémica sobre la situación de los empleados

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció la noche de este sábado que las tiendas de alimentación, así como las farmacias a las que se le permite la apertura durante el actual estado de alarma no tendrán restricción horaria para prestar sus servicios a la población.

Lo ha anunciado durante la rueda de prensa ofrecida tras la primera reunión de la Comisión de Coordinación Operativa creada para hacer frente a la emergencia por el coronavirus, en la que se han concretado aspectos de las medidas tomadas en los últimos días. El presidente gallego ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a la población que durante toda la semana ha acudido en masa a comprar alimentos, indicando que los supermercados, así como farmacias y locales de primera necesidad que permanecen abiertos "lo seguirán estando". "No se necesitan aglomeraciones en ningún caso", ha recordado, en relación a las medidas para prevenir contagios, al tiempo que ha precisado que estos establecimientos tendrán "libertad horaria". Los establecimientos, al cabo, podrán estar abiertos todo el día y toda la noche.

Críticas de los sindicatos

El anuncio se hace en un momento en que los sindicatos cargan en redes sociales a respecto de las condiciones de trabajo del personal del sector de la alimentación, en especial, los empleados de caja, que al día se ponen en contacto con cientos de persona que hacen cola para abastecerse. De hecho, los cuerpos de seguridad tuvieron que intervenir la jornada de sábado en distintos supermercados de la geografía para controlar la aglomeración de personas que se estaba formando a sus puertas y en su interior.

La situación fue tal en algunos puntos de Galicia que el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) remitió un escrito tanto a la Xunta de Galicia como a Inspección de Traballo para solicitar "de forma extremadamente urgente" que se adopten las medidas necesarias para controlar el aforo de los supermercados y prevenir el contagio del nuevo coronavirus, "especialmente el del personal laboral". La secretaria xeral de la central sindical en Galicia, Lucía Trenos, criticó que haya "un grupo de población que adopta actitudes irresponsables y que no tiene conciencia del grave problema que supone la infección del Covid-19".

Supermercado en Santiago de Compostela. EP

Supermercado vacío en Santiago de Compostela. E.P.

Fuentes del sindicato CIG indicaron a este medio que en la comarca de A Coruña las mayores aglomeraciones se estaban llevando a cabo en los establecimientos de Mercadona donde, al menos en la jornada del sábado, no se estaba regulando el aforo de personas ni las colas, de forma que se producían aglomeraciones. Aseguran estas fuentes que en el caso de Gadis y Froiz existe personal que se está encargando de regular las colas, asegurando de esta forma que se guarde la distancia de seguridad de un metro.

El sindicato CIG anunciaba este sábado en redes sociales que había denunciado en la Subdelegación del Gobierno en A Coruña la "situación de peligro" que están viviendo las trabajadoras del comercio de alimentación. La central también solicitó a Mercadona limitar la presencia de personas en las tiendas, así como ordenar las colas de más de cinco personas con la separación necesaria según los protocolos contra el Covid-19. "Se debe usar la megafonía para recordar continuamente las normas de actuación, así como dar directrices a coordinadores y coordinadoras de las tiendas para que puedan encargar a un número de personas que se dedique exclusivamente al comitido de regular la separación de clientes", solicitan.

Supermercados en el decreto de alarma

El presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, explicó en su comparecencia que la permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura está permitida deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad. En su comparecencia para dar cuenta de las medidas del real decreto, ha indicado que "queda suspendida la posibilidad el consumo de productos en los propios establecimientos".

Según ha avanzado  el real decreto recoge que "se evitarán aglomeraciones" y que "se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro", con el fin de evitar los posibles contagios

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad