Establecimiento de Bimba y Lola en una calle de París

Bimba y Lola aplica un ajuste temporal a 800 trabajadores en España

Oleada de ERTEs en el textil gallego. Bimba y Lola sigue los pasos de Adolfo Domínguez y propone un expediente de regulación de empleo

Bimba y Lola no ha podido resistir la crisis del coronavirus sin aplicar medidas de ajuste de empleo. La compañía de las hermanas María y Uxía Domínguez aplicará un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a 800 trabajadores de la firma en España. La medida viene después de que la firma optase por echar el cierre a sus 206 establecimiento en la UE, incluidos todos los de Estado español.

De este modo, la enseña gallega sigue los pasos de Adolfo Domínguez, que este martes anunciaba que activa un ERTE para 728 empleados hasta mayo al cerrar 188 tiendas, 18 de ellas en la comunidad gallega.

Causa de fuerza mayor

"Es una medida por causa de fuerza mayor, que se produce tras el cierre provisional de los 206 puntos de venta que la compañía tiene en toda la Unión Europea. En el resto de países, se están aplicando soluciones similares, en línea con la legislación y actuaciones decididas por cada gobierno", ha explicado la empresa en un comunicado, en el que recuerda que el ERTE tiene un "carácter temporal y estará ligado al impacto directo de la emergencia sanitaria, por lo que todos los empleados afectados se reincorporaran a sus funciones tan pronto como se recupere el funcionamiento normal de la empresa".

La firma de moda de las hijas de Jesús Domínguez, el fundador de Textil Lonia, acabó su año fiscal 2019 con un incremento de las ventas del 12,6%, lo que supone unos ingresos de 226,7 millones de euros en el ejercicio finalizado en febrero de este año.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad