La ministra de Trabajo, Yolanda Dïaz. /EFE

Yolanda Díaz prohibe los despidos durante la crisis del Covid-19

El Ministerio de Trabajo toma la decisión de prohibir todo despido durante la crisis por el Covid-19 y fía todo ajuste de empleo a los ERTE

El Gobierno central prohíbe los despidos mientras persista la crisis por el coronavirus. La ministra de Trabajo, la ferrolana Yolanda Díaz, ha sido la encargada de anunciar la medida tomada en el Consejo de Ministros celebrado este mismo viernes.

"No se puede aprovechar el Covid-19 para despedir", ha asegurado Díaz, que ha explicado que la prohibición, sin efecto retroactivo, entra en vigor hoy. "Hemos arbitrado un mecanismo excepcional, amplísimo con muchos recursos públicos", ha señalado Díaz en alusión a los ERTES, “para que no sea necesario despedir”.

Las prestaciones por desempleo

En paralelo, el Gobierno también ha tomado la decisión de que los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, se mantengan vigentes hasta que concluya la crisis sanitaria. "No hay que extinguir los contratos temporales, estos se interrumpen y continuarán cuando pasemos la crisis sanitaria", ha añadido. "No es necesario despedir a nadie en nuestro país (...) No se va a dejar a nadie atrás", ha reiterado la ministra de Trabajo, que ha pedido que Inspección de Trabajo controle los ERTE y las causas alegadas y que ha anunciado que dará prestaciones por desempleo a quienes no hayan cotizado lo suficiente.

El Gobierno ha agilizado los trámites para que la prestación de desempleo se solicite directamente por parte del empresario que ha tramitado el ERTE sin necesidad de que los trabajadores tengan que desplazarse a las oficinas de empleo. Para este objetivo se va a habilitar un formulario que cubrirán las empresas con datos de los trabajadores y lo mandarán al SEPE.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad