Alberto Núñez Feijóo pedirá a José Luis Ábalos la dotación económica suficiente en el traspaso de la AP-9 / EFE
stop

El presidente de la Xunta asegura que la transferencia de la Autopista del Atlántico debe estar "dotada económicamente" y ser "equilibrada"

en A Coruña, 14 de diciembre de 2018 (05:00 CET)

Toca transferir la Autopista del Atlántico. Un particular momento de la verdad que tiene en vilo a más de uno, que comienza a echar números. Por ejemplo, el presidente de la Xunta. Alberto Núñez Feijóo ha hecho un llamamiento a "reflexionar por qué" la AP-9 es la autopista "más cara de España" y por qué su coste "se va a seguir incrementando", un uno por ciento anual "durante los próximos 20 años", para después contraponer esta situación con la de la de otras autopistas estatales.

Y es que esta misma semana, el Ministerio de Fomento anunció que los peajes de las nueve autopistas estatales que fueron rescatadas tras quebrar por la crisis económica serán rebajados en un 30% a partir del próximo 15 de enero. Sobre ello, Feijóo ha expresado que "sería muy bueno para los gallegos, y además sería de justicia, hacer una reflexión sobre los peajes y las autopistas del Estado versus la situación del peaje en la Autopista del Atlántico".

Un traspaso leal

La advertencia de Feijóo llega después de que el Congreso aprobase el martes una iniciativa legislativa para transferir la gestión sobre la AP-9 a la comunidad gallega, un proyecto de ley autonómico que, según su redacción originaria (podrá ser modificada en el trámite parlamentario) recoge el rescate de esta infraestructura para el sector público.

Sobre la aprobación de la toma en consideración del traspaso, Feijóo ha mostrado su "satisfacción" y ha avanzado que la próxima línea de actuación será "convencer al Gobierno para materializar la transferencia de forma leal y equilibrada a los intereses" tanto del Ejecutivo estatal como del autonómico.

Financiación adecuada

En este sentido, ha insistido en que "asumir esa responsabilidad" supone que la transferencia debe llevar aparejada "la financiación adecuada". "Todas las transferencias tienen que venir dotadas económicamente, empezando por algo que creo que está pactado, que es que los enlaces con la autopista se tienen que financiar con fondos del Estado", ha apuntado.

"Todo este tipo de cosas espero poder negociarlas con la Administración general del Estado", ha sentenciado Feijóo, después de que en los últimos días pidiese que se iniciase "ya" la negociación bilateral del trámite en la Comisión Mixta de Transferencias. Precisamente, el PP llevará la semana que viene al pleno del Parlamento una proposición no de ley que, entre otras medidas, instará a la Xunta a desarrollar una propuesta para reducir los peajes de la AP-9 para que sea remitida al Gobierno central, con el objetivo de que negocie la rebaja de su coste.

Negociación abierta

De hecho, el portavoz del Grupo Popular en el Pazo do Hórreo, Pedro Puy, puso el foco este miércoles en que el traspaso, llegado el caso, no puede suponer un coste para la comunidad gallega. Tanto es así que subrayó que "sería bueno" que, "en parejo" a la tramitación de la propuesta de transferencia, el asunto se abordase en la Comisión Mixta de Transferencias.

Feijóo ha celebrado que "es la primera vez que se consigue que todos los grupos del Parlamento gallego estén a favor de la transferencia", puesto que la iniciativa legislativa debatida este martes en el Congreso partió del BNG en 2016 y contó con el apoyo de todos los grupos en la Cámara autonómica. Sin embargo, el titular de la Xunta ha recordado que, tanto el Bloque como el Partido Socialista, "durante algunas legislaturas" estaban "en contra" del traspaso. De igual modo, Feijóo ha agradecido el "cambio de posición" en el Congreso, donde "había grupos en contra de la transferencia, como el PSOE".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad