Una sucursal de EVO Banco

El peor final para EVO Banco: Apollo acepta trocearlo

stop

La marca de banca inteligente que creó Novagalicia, EVO, ultima su venta por bloques tras reducir a la mitad la plantilla y cerrar el 90% de las oficinas

en A Coruña, 20 de septiembre de 2018 (05:00 CET)

El fondo Apollo está a un paso de vender EVO Banco, la marca de banca inteligente que creó Novagalicia y de la que acabó desprendiéndose por 60 millones tras el rescate y las exigencias de saneamiento de Bruselas. Era la primera operación con la banca nacionalizada en la que el comprador pagaba algo más que un euro.

Pasados cinco años desde el aterrizaje de Apollo, el fondo ultima una nueva venta tras meses de negociación con Bankinter. La negativa de la entidad que capitanea Dolores Dancausa a asumir un precio excesivamente elevado –unos 300 millones que pedía Apollo—podría solucionarse con el desguace del banco. Los inversores norteamericanos estarían dispuestos a excluir de la operación el negocio de financiación al consumo, para el que buscarían otro comprador, dejando para Bankinter el área de banca de particulares, según avanzó Expansión.

La transformación de EVO Banco

La venta podría cerrarse en los próximos días, si bien el EVO Banco que recibiría Dolores Dancausa tendría poco que ver con la división que impulsó Novagalicia. Apollo compró una entidad con 80 oficinas y unos 590 empleados. Sus primeras decisiones fueron, traspasar el control de EVO a una de sus filiales radicadas en Luxemburgo (Smart Holdco SARL), colocar a Enrique Tellado, quien fuera en su momento uno de los fichajes estrella de José Luis Méndez en Caixa Galicia, como consejero delegado y ampliar capital en 80 millones.

Sería la primera de una serie de inyecciones de capital de Apollo en la entidad que acabarían superando los 230 millones. La reestructuración de EVO acabó por recortar a la mitad la plantilla y eliminar el 90% de las oficinas. Así se plasmó en el ERE pactado en octubre del año pasado y que conllevó el cierre de 36 sucursales y la salida de 240 empleados. Tellado justificó la medida en base a que solamente un 5% de sus clientes acudían a las oficinas, dato que alentaba la radicalización del modelo de EVO como banca digital y adaptable a las nuevas formas de relación con el cliente.

Durante su último ejercicio, la entidad obtuvo unos beneficios de 24 millones de euros, los mismos que en el curso anterior, y superó por primera vez el millón de clientes. La venta de su cartera hipotecaria fue clave para el resultado positivo. Según los datos difundidos por EVO, los depósitos alcanzaban los 3.138 millones a cierre de ejercicio, mientras que el crédito se elevaba a 2.704 millones.

Hemeroteca

Novagalicia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad