José Luis Méndez y Mauro Varela en su época de directivos de Caixa Galicia. EFE/Archivo

La Fiscalía investiga a Mauro Varela por operaciones inmobiliarias de las cajas

stop

El expresidente de Novagalicia responde al Congreso con monosílabos, admite la investigación y cree que la venta fue “satisfactoria” para Banesco y Galicia

Rubén Rodríguez

Economía Digital

José Luis Méndez y Mauro Varela en su época de directivos de Caixa Galicia. EFE/Archivo

en A Coruña, 11 de abril de 2018 (05:00 CET)

"Lo ignoro”. “No me consta”. “Lo que creímos mejor en aquella coyuntura”. “Es una opinión más entre muchas”. “La propia introducción de la pregunta deja claro que cada uno tiene su opinión”.

Estas son algunas de las respuestas que Mauro Varela ha remitido a la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera y a la que no acudió en persona, al igual que José Luis Méndez, por problemas de salud. El expresidente de Novagalicia, cargo que también ostentaba Julio Fernández Gayoso, y exdirector general de Caixa Galicia respondió de manera evasiva a las cuestiones planteadas por los grupos parlamentarios.  En una de ellas reconoce que está siendo investigado por las operaciones inmobiliarias realizadas por las cajas.

Así lo afirma en una pregunta del grupo popular: “¿Está usted siendo investigado por alguna operación inmobiliaria que investiga la Fiscalía?”. “Sí”, responde lacónico Varela, exdiputado del PP por Lugo que Méndez fichó para la caja del norte.

Desde la nacionalización de Novagalicia, tanto Sareb como el FROB trasladaron a la Fiscalía diversas operaciones de la entidad por posibles irregularidades. A la Audiencia Nacional llegó  una causa en la que está imputado, entre otros, José Luis Méndez por la financiación a una constructora de Almería. La investigación considera que la tasación de los avales, realizadas por Tasagalicia (propiedad de la propia Novagalicia) estaba inflada, con diferencias de millones de euros sobre el valor real.

El presidente que indignó a los preferentistas

El copresidente de Novagalicia dimitió a los pocos meses de su nombramiento por unas declaraciones sobre las preferentes, en las que aseguraba que los clientes sabían lo que estaban comprando y que además disfrutaban de una alta rentabilidad. Sus palabras en Radio Galega causaron indignación entre los afectados. Varela pidió perdón y dimitió.

Su opinión sigue siendo similar: “Las preferentes no se ‘colocaron’ a los minoristas - ni yo conozco ninguna orden en tal sentido, siquiera insinuación -. Si es cierto que numerosos minoristas, previo conocimiento exhaustivo de la operación, optaron por adquirir preferentes por la rentabilidad que ofrecían y percibieron, durante bastante tiempo, hasta la crisis sistémica”, dice una de las respuestas más largas remitidas a la comisión.

La inversión en el ladrillo

A la crisis económica atribuye Varela los problemas de solvencia de las cajas, considerando que, los errores de gestión, entre ellos la exposición al ladrillo, no fue diferente en las entidades gallegas que en cualquier otra. “La expansión se produce por la equiparación de las cajas a los bancos a través de las normas y decretos dictados en ese momento”, a lo que añade que las decisiones que se tomaron “parecían lógicas y acertadas” y las llevaron a cabo de manera similar “todas las entidades de España”. “El deterioro no fue solamente por la gestión”, afirmó.

El exdirectivo no entra a valorar el desenlace de Novacaixagalicia debido a su poco tiempo como consejero, aunque sí que considera que el resultado de la venta “fue satisfactorio para el banco adquiriente y para Galicia”. El banco adquiriente fue Banesco, el propietario de la actual Abanca.

Hemeroteca

Novagalicia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad