Protesta en Ourense por las condiciones laborales de los autónomos de Servicarne que trabajan para Coren / CIG

El Gobierno asesta el primer golpe al proveedor de ‘falsos autónomos’ de Coren

stop

La cooperativa Servicarne, que abastece de autónomos a Coren, reconoce que Empleo está dando de alta a sus socios en las empresas donde trabajan

en A Coruña, 23 de mayo de 2018 (05:00 CET)

La ofensiva sindical y las denuncias ante la Inspección de Trabajo por los autónomos del sector cárnico tienen sus primeras consecuencias prácticas. La cooperativa Servicarne, que según estimaciones de CC.OO. suministra “1.500 falsos autónomos” a las empresas gallegas, fundamentalmente a Coren, admite en un escrito en su página web que Empleo ha comenzado a dar de alta a sus socios en el régimen general de la Seguridad Social.

“La Seguridad Social está dando altas de oficio a los socios de Servicarne en las empresas donde trabajamos. La respuesta de cada empresa parece que será variada, en algunos casos nos darán de baja directamente y en otros no, pero en cualquier caso las empresas harán alegaciones y recursos para evitar que pertenezcamos a ellas”, relata la cooperativa catalana.

Las denuncias contra la "falsa cooperativa"

Esta medida es consecuencia de un aluvión de denuncias que lideró en primera instancia la CIG, sindicato que impulsó las protestas contra las condiciones laborales de estos trabajadores en Frigolouro, la planta de Coren en O Porriño. Como avanzó este medio, llegó a impulsar cerca de un centenar de denuncias individuales presentadas en la Dirección Especial de la Inspección de Trabajo en Madrid. Comisiones Obreras seguiría el mismo procedimiento tiempo después.

Ambas centrales interpretan que Servicarne es una falsa cooperativa, ya que carece de actividad societaria como tal. Se dedica a distribuir mano  de obra a empresas que solicitan sus servicios. El trabajador, que paga una cuota de asociado a Servicarne, llega a la empresa como autónomo, por lo tanto, fuera de convenio y sin los derechos que están regulados para los trabajadores asalariados, como las vacaciones. Los ingresos, según los sindicatos, pueden ser hasta un 45% inferiores a los de un trabajador propio de la empresa, algo que Servicarne niega.

Larga batalla judicial

La cooperativa reconoce, sin embargo, que las actuaciones del Ministerio de Empleo han comenzado y recomienda a sus asociados no darse de baja como autónomos “porque automáticamente perderían la condición de socios y también el trabajo”. “Todo da a entender que el proceso durará varios años por lo que debemos seguir trabajando con normalidad porque estos temas de la Justicia son lentos”, remacha.

La Inspección de Trabajo, como avanzó la CIG en una rueda de prensa el pasado 15 de marzo, está ordenando dar de alta en el régimen general a los trabajadores cedidos por Servicarne. Esto es difícilmente asumible para Coren, que emplea a cerca de 800 autónomos en sus instalaciones de O Porriño, Ourense y Lugo. La compañía, consultada por este medio, se limita a señalar que es un procedimiento en curso por lo que prefiere no realizar valoraciones, dando a entender que el conflicto se prolongará en los tribunales.

Según los sindicatos, las actuaciones de la Inspección de Trabajo van también encaminadas a evaluar si Servicarne debe ser descalificada como cooperativa y, en consecuencia, salir de este régimen especial. Servicarne especifica en su página web que no tiene constancia de que se levantara ningún acta por parte de la Inspección a la cooperativa.

Hemeroteca

Coren
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad