Trabajadores de la factoria zaragozana de Figueruelas aplauden la salida de la primera unidad del Opel Crossland X. | EFE

PSA lleva al Supremo 54 millones en multas de Competencia

El grupo automovilístico quema su última bala para evitar tres multas de Competencia por su implicación en el cartel de fabricantes de coches

PSA ha llegado hasta el Tribunal Supremo para evitar las millonarias multas que le impuso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia por formar cartel con otros fabricantes de coches e intercambiar información para homogeneizar las condiciones comerciales. El fabricante francés encajó dos multas de 15,7 millones y 14,7 millones impuestas al grupo español. A estas se sumó una tercera heredada de Opel por valor de 22,8 millones. La compañía con fábrica en Vigo se juega 54,2 millones en el litigo.

La Audiencia Nacional rechazó las alegaciones de PSA a finales del año pasado, igual que le sucedió al resto de fabricantes que presentaron recursos con excepción de Mazda. Ford, Toyota, BMW, Nissan, Mercedes, Fiat o Hyundai fueron algunas de las 23 compañías sancionadas por Competencia. El grupo francés decidió apelar las tres multas, según explica en su memoria del ejercicio 2019, llevando el caso al Tribunal Supremo.

Seat fue el delator

La ofensiva de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se materializó en julio de 2015, cuando resolvió la mayor multa de su historia, 171 millones a 23 fabricantes y distribuidores de automóviles. La más voluminosa fue para PSA debido a las tres sanciones acumuladas, mientras que la segunda más cuantiosa fue a Ford, ya que ascendió a 20,2 millones.

La investigación del supervisor concluyó que las empresas compartían información sensible “con manifiesta ocultación y secretismo” que facilitaba la fijación de precios y la uniformización del mercado. Según la CNMC, los intercambios de información partían del llamado Club de Marcas para compartir datos sobre la distribución y comercialización de vehículos entre 2006 y 2013. Con el paso de los años los intercambios se ampliaron a los servicios postventa, como reparación y piezas, e incluso al marketing.

Seat y Volkswagen se libraron de la sanción por delatar al resto de empresas y ofrecer la información necesaria para que Competencia iniciara la inspecciones.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad