trabajador PSA

A la Comisión Europea no le gusta nada la fusión de PSA y Fiat

La CE investiga el plan de fusión de PSA y Fiat por problemas de competencia, sobre todo en el segmento de furgonetas, especialidad de la planta de Vigo

Una piedra en el camino. La Comisión Europea anunció este miércoles la apertura de una investigación en profundidad a la fusión propuesta por el grupo ítaloestadounidense Fiat Chrysler (FCA) y el francés PSA, fabricante de Peugeot, Citroën u Opel, que crearía el cuarto coloso automovilístico del mundo. La CE expresa en un comunicado que le preocupa que la operación entre estas empresas pueda reducir la competencia respecto a los vehículos comerciales ligeros (furgonetas) de menos de 3,5 toneladas en el Área Económica Europea (AEE) y, más específicamente, hasta en 14 países de la Unión Europea (UE) y en el Reino Unido.

La presidenta ejecutiva de la CE y responsable de Competencia, Margrethe Vestager, recordó que el de las furgonetas es un "mercado en expansión" y que son importantes tanto para ciudadanos individuales como para pequeñas y medianas empresas (pymes) y las grandes para entregar productos y proporcionar servicios.

En una quincena de países

En muchos países, tanto PSA como FCA son líderes en el mercado de las furgonetas o camionetas y la CE cree que la fusión "eliminaría a uno de los principales competidores".

A Bruselas le preocupa que la transacción propuesta pueda reducir significativamente la competencia para ciertos tipos de vehículos comerciales ligeros en España, Bélgica, Croacia, Chequia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y el Reino Unido.

La combinación de PSA y FCA podría tener altas cuotas de mercado, con especial fuerza en el segmento de las furgonetas pequeñas, advirtió la CE, que añadió que "hay menos competidores en furgonetas que en coches de pasajeros". La planta de PSA en Vigo está especializada precisamente en furgonetas.

Investigación en profundidad

La Comisión llevará ahora a cabo una investigación en profundidad sobre los efectos de la fusión propuesta para determinar si es probable que reduzca significativamente la competencia. PSA y FCA decidieron no remitir a la CE compromisos durante la investigación inicial, que respondieran a las preocupaciones preliminares de la Comisión Europea, recordó el Ejecutivo comunitario.

La CE tendrá ahora 90 días, hasta el próximo 22 de octubre, para tomar una decisión, y precisó que la apertura de una investigación en profundidad no prejuzga su resultado. FCA y PSA comunicaron en octubre la voluntad de fusionarse para constituir el cuarto fabricante mundial de automóviles, con sinergias estimadas en 3.700 millones de euros (más de 4.000 millones de dólares) anuales, ventas de 8,7 millones de unidades (el 9,5% del total global) y una capitalización de unos 45.000 millones de euros (48.800 millones de dólares).

El golpe del Covid-19

La crisis del coronavirus ha golpeado especialmente al sector automovilístico, y FCA y PSA anunciaron recientemente que no pagarán el dividendo ordinario en 2020 correspondiente al año fiscal de 2019.

Fiat Chrysler ha confirmado que pedirá un préstamo de 6.300 millones de euros avalado por el Estado italiano, valiéndose de las líneas de crédito puestas a disposición de las empresas que afronten problemas por el Covid-19.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad