El experto García Paramés participa en Patrimonia. Fuente: EFE

Primera fuga de clientes de Paramés, 'el Warren Buffett español’

Cobas Asset Management, gestora de Francisco García Paramés, pierde 500 clientes en apenas seis meses en pleno desplome de sus fondos

Francisco García Paramés pincha en su regreso a la industria de los fondos. El conocido como Warren Buffett español cumple su tercer aniversario al frente de Cobas Asset Management (la gestora que él mismo fundó tres años después de su abrupta salida de Bestinver) en medio de un desplome de sus fondos, que sufren caídas de doble dígito en lo que va de año. El inversor nacido en Ferrol salió a la palestra durante la conferencia anual de inversores de su gestora para pedir calma a sus clientes -sus fondos están "en la senda correcta", asegura- y prometer una medida sin precedentes en la corta historia de Cobas: un recorte de comisiones

"Cobramos comisiones que a veces son discutidas por buscar empresas infravaloradas con mucho potencial, pero vamos a bajar seguro las comisiones en nuestros fondos", aseguró Paramés, que abrió la puerta a esta medida para contener la fuga de clientes que viene sufriendo Cobas AM en los últimos tiempos. Y es que sus cinco fondos (Cobas Iberia, Cobas Internacional, Cobas Selección, Cobas Renta y Cobas Grandes Compañías) han pasado de contar con 25.963 partícipes al cierre de junio a contabilizar un total de 24.488 al cierre de enero. Son 475 menos y rompen la tendencia de Cobas, que desde su lanzamiento solo había visto crecer su cifra de clientes.

Se descuelga del Ibex 35

Cobas AM ha perdido en los seis últimos meses del 2019 casi tantos clientes como había ganado en el primer semestre (503). La fuga de partícipes se ha producido en un periodo en el que su fondo de referencia para el mercado español (Cobas Iberia) logró esquivar los números rojos para cerrar esos seis meses con un avance del 2,8%.

Sin embargo, la subida se quedó corta frente al rebote del 3,8% que protagonizó el Ibex 35 durante este mismo período. Tras verse nuevamente superado por el índice, Cobas Iberia se queda todavía más descolgado del selectivo español de referencia. Y es que mientras que el Cobas Iberia se deja un 10,92% de su valor desde que inicó su andadura (en marzo de 2017) el Ibex 35 Total Return (aquel que recoge el pago de dividendos) apenas cae un 0,9%, trece veces menos. 

La mayor fuga, en Cobas Iberia

Es precisamente en su fondo diseñado para entrar en empresas españolas y portuguesas en donde mayor fuga de clientes sufre García Paramés. En apenas seis meses ha pasado de contar con 2.275 partícipes a 2.138. Se trata de un descenso del 3,74% que duplica a las fugas del1,8% que sufren, de media, sus cinco fondos de inversión. 

El segundo fondo con mayor desbandada de partícipes es el más grande de la gestora: el Cobas Selección, con un patrimonio de 765,6 millones de euros (el Cobas Internacional y el Cobas Iberia completan el ranking con 451 y 52,5 millones de euros, respectivamente). El Cobas Selección pasa de contar con 13.920 partícipes a 13.656, abriendo una fuga de clientes que podría acelerarse por los malos resultados cosechados en el arranque de año.

Desplome en el arranque de 2020

Y es que este fondo, que en los últimos años ha patinado con sus apuestas en Aryzta (el fabricante de panecillos para McDonald's) o Teekay (compañía de transporte marítimo de petróleo y gas) ya se deja un 19,59% en lo que va de 2020, aunque no es el que registra las mayores caídas dentro de Cobas AM. Cobas Internacional cosecha una rentabilidad negativa del 20,02%, superior también al 17,31% del Cobas Grandes Compañías o el 14,09% del propio Cobas Iberia, que vuelve a sufrir las turbulencias de los mercados más que un Ibex 35 Total Return, que se deja un 9% en el mismo periodo. 

Estas nuevas caídas ponen el camino cuesta arriba para García Paramés, que, al igual que el resto de gestores value, justifica sus comisiones (ligeramente superiores al resto de la industria) con las elevadas rentabilidades que lograba con su gestión. Ahora, en pleno auge de la gestión pasiva (aquellos fondos que se limitan a replicar índices y que prescinde de la labor de los gestores, ahorrando gastos), a Paramés le queda la carta de la bajada de comisiones para evitar nuevas fugas de clientes mientras no recupere estrella y sus fondos comiencen a reaccionar.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad