El nuevo muelle en Punta Langosteira permitirá ampliar la línea de atraque hasta alcanzar los 1.550 metros | AP

Palo de los auditores a Puertos del Estado por la deuda de Langosteira

Los interventores consideran que existe "incertidumbre respecto a la evolución a largo plazo del crédito" al Puerto de A Coruña

La Intervención General de la Administración del Estado, a través de la Oficina Nacional de Auditoría, toca la cara a Puertos del Estado con motivo de dos operaciones de financiación en A Coruña y Gijón, correspondientes a las nuevas terminales impulsadas por sus respectivas autoridades portuarias, no exentas de polémica en los últimos años.

El informe de auditoría que acompaña a las cuentas de Puertos del Estado correspondiente a 2018, que se presenta sin salvedades, sí incorpora lo que se denomina un párrafo de énfasis y señala con rotundidad que  "consideramos que existe una incertidumbre respecto de la evolución a largo plazo de dichos créditos", tanto el de A Coruña como el de Gijón.

Las cuotas de amortización

En concreto, con respecto a Langosteira, los interventores no entran a valorar la situación de origen, el crédito firmado en 2011, sino los cambios que ha habido en estos años y las modificaciones aprobadas. En el caso de A Coruña, el 30 de diciembre de 2016 se firmó una adenda reestructurando el calendario de amortización para reducir las cuotas de amortización en los primeros años. En el caso de Gijón, una adenda similar se ha aprobado, a la vista de sus previsiones económico‐financieras, en 2017. Es ahí donde los auditores detectan la incertidumbre.

En números, se detienen en los créditos a empresas de grupo por importe de 437 millones de euros, a los que se unen los 5,6 millones reclasificados a corto plazo, lo que representa un 84,1% del activo del organismo público, según estiman los interventores. El grueso de ese endeudamiento pivota sobre los préstamos concedidos a Gijón, por 215 millones, y a la Autoridad Portuaria de A Coruña, por 200 millones.

Delicada situación patrimonial

Simultáneamente  a  los  créditos, en ambos casos casos se suscribieron sendos convenios de normalización financiera "dado  el  alto endeudamiento y situación patrimonial de esas autoridades portuarias", aseguran en su informe los auditores de Puertos del Estado.

El crédito a la Autoridad Portuaria de A Coruña, con fecha 27 de julio de 2011, para atender a la financiación de las obras del proyecto de Puerto exterior de A Coruña en Punta Langosteira, fue inicialmente otorgado por un importe máximo de 250 millones de euros dividido en tres tramos.

La operación inicial

Ante "el elevado nivel de endeudamiento de la autoridad portuaria y las dificultades que presentaban los mercados financieros", según admite Puertos del Estado en su memoria, la operación de financiación fue cubierta, por una parte, mediante un crédito suscrito con el Instituto de Crédito Oficial con fecha 22 de julio de 2011 por un importe máximo de 130 millones de euros, totalmente amortizado en 2015, y por otra, mediante una aportación del Ministerio de Fomento a Puertos del Estado en 2011 por otros 41 millones.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad