Juan Miguel Villar Mir. EFE

OHL vale en bolsa casi la mitad que el Grupo San José

stop

La crisis de OHL, del exministro Villar Mir, lleva su capitalización por debajo de la que suman Altia y Greenalia en el MAB

en A Coruña, 26 de noviembre de 2018 (05:00 CET)

Verlo para creerlo. El Grupo San José, pilotado por Jacinto Rey, vale casi el doble en bolsa que OHL, el grupo constructor otrora gigante que pertenece al emporio venido a menos del ex ministro Juan Miguel Villar Mir, también copropietario de Ferroatlántica. ¿Tan bien lo ha hecho la constructora gallega? Pues a la recuperación del valor de San José, que es una evidencia, se une sobre todo el descalabro de OHL, que atraviesa sus horas más bajas.

Las comparaciones odiosas otorgan a San José una capitalización actual de casi 320 millones de euros, por los apenas 194,8 que vale la constructora de Villar Mir. El descalabro es tal que OHL marca una capitalización hasta diez veces menor este año que en 2017, cuando valía en bolsa nada menos que 1.488 millones de euros.

Altia y Greenalia valen más que OHL

Sin ir más lejos, dos modestas cotizadas gallegas como son Altia y Greenalia, que lo hacen en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para valores emergentes, suman una capitalización conjunta de 236 millones, por encima de OHL, en su día emblema de la diversificación e internacionalización del sector de la construcción. ¿Qué ha sucedido?

Las malas decisiones en su política de crecimiento internacional, sobre todo asumiendo proyectos a pérdidas, se unen a casos de corrupción que envuelven a todo lo que tiene que ver con el nombre Villar Mir. Las grabaciones a sus ejecutivos en México, corrompiendo a funcionarios públicos, fueron solo el principio.

Villar Mir, siempre bajo sospecha

En este tiempo Villar Mir ha tenido que acudir incluso a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por supuestas donaciones al PP. La lista es larga. El empresario ha visto su nombre relacionado con los casos Bárcenas, Lezo, Púnica y Son Espases. Su yerno, Javier López Madrid, que ocupó la presidencia de Ferroatlántica, ha sido condenado por las tarjetas black de Caja Madrid. Todo son líos.

No es de extrañar que las pérdidas actuales del grupo obliguen a la banca a decir basta. Los bancos acreedores han conminado a la familia que se aparte de la gestión para renovar y ampliar los avales a OHL. Par rematarlo todo, Moody's acaba de rebajar un escalón el rating de OHL, dentro del bono basura, pasando de alto riesgo crediticio a muy alto riesgo. Quién ha visto y quién ve al marqués de Villar Mir. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad