Tino Fernández, presidente de Altia y ex presidente del Deportivo

Noesis, la joya lusa de Tino Fernández, contratará a 100 personas más

Noesis, la compañía portuguesa que Altia adquirió el pasado año por 14 millones, quiere elevar su plantilla este 2020 hasta los 1.000 trabajadores

La tecnológica Altia, del empresario coruñés y expresidente del Deportivo, Tino Fernández, es una más de las firmas gallegas que han decidido apostar por Portugal para ampliar su cartera de activos. A finales del año pasado, la compañía, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), dio la campanada y anunció que se hacía, por 14 millones de euros, con la lusa Noesis, empresa de su mismo sector y con reconocimiento adquirido en su país. Con presencia internacional y casi 900 empleados, la intención de Noesis es la de seguir creciendo. Estos días, la prensa portuguesa se hacia eco de la pretensión de la compañía de ampliar plantilla a lo largo de 2020 en cerca de 100 personas. Si se cumple la previsión, el personal de Altia se habrá duplicado en menos de un año ya que, a finales de 2018, la tecnológica coruñesa sumaba 995 personas en plantilla.

Al contrario de lo que ocurre en muchos procesos de absorción o integración, la intención de Noesis no pasa por ajustar personal, sino seguir creciendo. Con 860 empleados distribuidos en su mayor parte en las oficinas de Portugal, pero también con representación en Brasil, Irlanda, Países Bajos y Estados Unidos, la tecnológica anuncia que quiere aumentar su equipo. Según recogen los medios lusos, "la contratación estará vinculada principalmente a las áreas de tecnología de la información, con desarrolladores, líderes tecnológicos, gerentes de proyecto, analistas de negocios, probadores...". Las vacantes pueden consultarse en la propia página web de Noesis, que apuesta por 'cazar talento'.

Una integración tranquila

De momento, Altia y Noesis trabajan por separado. El acuerdo de compra alcanzado estipulaba que los principales directivos de Noesis permanecerían al frente del equipo luso durante, al menos, cuatro años mediante una obligación de permanencia. No obstante, en el momento del anuncio, las dos firmas señalaron que comenzarían a trabajar "para integrar las áreas de oferta comercial y procesos clave".

La cifra de negocio consolidada de Noesis de 2018 ascendió a 38 millones. Respecto a la rentabilidad, el margen de contribución supuso el 20% ese año, en línea con el sector, explica Altia, "si bien el importante esfuerzo de expansión en el mercado internacional y de captación y cualificación de personal ha resentido" el ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones) en los últimos ejercicios. El correspondiente a 2018 ascendió a 2,3 millones.

Altia explicó que la compra de Noesis se debía a su buen posicionamiento en el mercado exterior.  El portfolio de la compañía es atractivo, ya que cuenta con más de 300 clientes, entre los que se incluyen las principales compañías lusas del sector de las telecomunicaciones, banca y retail.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad