Tino Fernández, presidente de Altia y ex presidente del Deportivo

El ascenso de Tino Fernández: Altia es tres veces Adolfo Domínguez

La capitalización bursátil de Altia, la tecnológica coruñesa, se eleva este 2020 sobre los 154 millones de euros, casi 100 más que Adolfo Domínguez

Altia, la tecnológica coruñesa del expresidente del Deportivo, Tino Fernández, vale casi tres veces más que Adolfo Domínguez, la compañía del famoso modisto ourensano. Así es, al menos, si uno atiende la capitalización bursátil de ambas empresas. A la primera, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) los inversores le otorgan un valor que sobrepasa los 154 millones de euros. La segunda, en el Mercado Contínuo, se queda en los 58 millones de euros.

La comparativa evidencia el crecimiento que ha experimentado Altia en los últimos años. Un crecimiento, no obstante, que se ha visto superado por los números de la otra gran cotizada gallega del MAB, Greenalia, cuya capitalización supera los 207 millones de euros con el precio de la acción a 9,6 euros.

Cotización

En el caso de Altia, los títulos de la compañía tienen un valor individual de 22,4 euros. Su capitalización ha crecido con respecto a finales del pasado año. La coruñesa cerró el ejercicio 2019 con un valor en bolsa de 152 millones de euros, por lo que, de momento, este año ha repuntado un 0,9%.

Si miramos a Adolfo Domínguez, la situación es distinta. En este caso, la firma del modisto que popularizó la arruga cerró la sesión del miércoles con un precio de 6,32 euros el título (+0,32%). De esta forma, su capitalización se sitúa por encima de los 58,6 millones de euros.

Últimos resultados

Lo cierto es que los últimos resultados conocidos de Altia, los correspondientes al primer semestre del año, no fueron tan buenos como se esperaba. A pesar de cerrar el período con un beneficio neto de 3,08 millones de euros, lo hizo casi un 7% por debajo de los resultados obtenidos en el mismo período del pasado año. La firma tecnológica se vio lastrada por el descenso de sus ventas en el mercado internacional, que pasaron de 7,9 a 6,5 millones de euros y provocaron que la facturación total pasase de 34,87 millones a 33,68 millones.

No obstante, la tecnológica acabó el 2019 con una nueva escalada en bolsa. ¿El motivo? Altia enseñó músculo al anunciar la adquisición de la empresa portuguesa Noesis Global por algo más de 14 millones de euros. La operación se acometió con recursos propios de la compañía y, salvo por el aplazamiento de pagos, no se recurrió a financiación bancaria. Es decir que, además, la compañía de Tino Fernández acometió el primer pago de la operación, de unos 8 millones de euros, a pulmón.

Mientras tanto, la textil ourensana continúa en rojo. A pesar de llevar ejercicios reduciendo sus números rojos, la realidad es que Adolfo Domínguez, de momento, permanece en negativo. La firma de moda cerró los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (las últimas cifras presentadas) con unas pérdidas de 2,2 millones de euros. Eso sí, la firma capitaneada por Adriana Domínguez fue capaz de reducir los números rojos un 32,7%, con respecto al mismo período del año 2018. Además, el resultado operativo se sitúa en los 5,5 millones de euros.

La cifra de negocios se mantiene en plano ya que, hasta el pasado noviembre, facturó 76,6 millones de euros, un 1% más.

Desde 2016, el valor de Altia en bolsa ha crecido un 30%, desde los 118 millones de euros. También se ha incremetado el valor de Adolfo Domínguez, a pesar de no haber conseguido superar aún pérdidas. De hecho, la textil ha duplicado la capitalización que tenía hace cuatro años y que era de 30,4 millones de euros.

 

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad