Sede corporativa de Indra. / ED-Archivo

Indra versus Tecnocom: guerra en los juzgados tras la fusión

stop

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid da la razón a Indra frente al recurso contencioso de su filial Tecnocom por el escrutinio de las elecciones generales

12 de marzo de 2018 (04:55 CET)

¿El mundo al revés? Indra y Tecnocom siguen resolviendo sus diferencias en los tribunales después de la fusión por absorción que protagonizaron el año pasado, un proceso que culminó en abril, con la liquidación de la oferta pública de adquisición presentada por el primer grupo tecnológico. Sin embargo, la vida siguió y los tiempos judiciales marcaron distancias entre ambas compañías, hasta tal punto que las diferencias en vía contenciosa que mantenían siguieron su curso, desatendiendo esa nueva dinámica en la que estaban integradas Indra y Tecnocom.

El caso es que la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid acaba de dar la razón, en una sentencia del pasado mes de diciembre, a Indra frente a su entonces filial, Tecnocom, tras un recurso interpuesto por ésta última a cuenta del concurso para el escrutinio de las elecciones generales de 2016. El tribunal desatendió incluso los planteamientos del abogado del Estado, que aludían precisamente a la contradicción de que suponía que la matriz y la filial litigasen.

El proceso

Fue una  UTE, conformada por Tecnocom y Sctyl Secure Electronic Voting, la que impugnó la Resolución de mayo de 2016 de la Dirección General de Política Interior del Ministerio del Interior por la que se adjudicaba a Indra Sistemas el contrato para la prestación de los "servicios necesarios para poder llevar a cabo la obtención y difusión del escrutinio provisional de resultados" de las elecciones de generales del 26 de junio de dicho año.

El alto tribunal, en sentencia del pasado mes de diciembre, tumba los argumentos de Tecnocom y su socia, que pedían "la anulación de la resolución impugnada y la declaración de su derecho a haber sido la adjudicataria del contrato y a ser indemnizada, dado que ya había sido ejecutado, en la cantidad de 689.000 euros" correspondientes al lucro cesante.

Las ofertas de las dos empresas eran las siguientes: la UTE de Scytl y Tecnocom ofreció el servicio por 8,9 millones e Indra por 8,5 millones. Al ser un concurso negociado, ambas empresas rebajaron sus ofertas económicas: Scytl-Tecnocom ofertó 6,89 millones e Indra 3,895 millones. Indra se llevó el gato al agua. Y Tenocom no se quedó de brazos cruzados, alegando en su recurso la incapacidad de los apoderados presentados por Indra, al no tener firma sobre contratos tan elevados sobre el importe inicial del concurso, que se iba a los diez millones.

La explicación de la sala

Lo llamativo es que el tribunal siguió adelante el año pasado con la causa a pesar de la integración, y en contra de la opinión del abogado del Estado, que solicitaba la suspensión del proceso. En un auto de de junio de 2017, la suspensión fue denegada "sobre la base de que no constaba ni se acreditaba el inicio de los trámites correspondientes a tal OPA (en particular la obtención de la preceptiva autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y la aprobación de la correspondiente ampliación de capital de Indra Sistemas), de manera que no cabía analizar aún los efectos, hipotéticos, de la OPA sobre las posiciones procesales intervinientes en el recurso contencioso".

El tribunal siguió adelante el año pasado con la causa a pesar de la integración de Indra y Tecnocom

El tribunal insistía en que no tenía constancia, de prosperar la OPA, "de la extinción de Tecnocom al ser absorbida por Indra o bien del mantenimiento de la primera como filial de la segunda, siendo, obviamente, diferentes las consecuencias de uno u otro supuesto", recuerda la sentencia. Por ello siguió con el proceso, y acabó dando la razón a Indra en diciembre.  El anuncio previo a la OPA se realizó en noviembre de 2016, y la CNMV autorizó la oferta el 13 de marzo de 2017. El resultado de la OPA y la liquidación de la oferta se concretaron en abril del año pasado. Poco le importó a la sala.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad