Tienda de Zara

Inditex denuncia una estafa por internet en su red de franquicias

Zara denunció en un juzgado de A Coruña una trama en la red que suplantaba a sus directivos para desarrollar franquicias y que llegó a Canadá e Isla de Guam

No hay descanso para los servicios jurídicos de Inditex, que bien se defienden de acusaciones de plagio de diseños como llevan al juez cualquier intento de estafa. Es lo que ha sucedido en Arteixo hace nada. La compañía ha presentado una denuncia por una presunta estafa a través de internet, en la que se suplantaba a directivos del grupo textil y a la propia empresa ofreciendo la implantación de franquicias de Zara en el extranjero.

El Juzgado de Instrucción número uno de A Coruña decidió incoar diligencias previas a raíz del atestado de la Guardia Civil de Arteixo, en el que los abogados de Inditex denunciaban una presunta estafa cometida a través de Internet. El caso ha pasado, por decisión del Tribunal Supremo, al Juzgado de Instrucción número uno de Burgo de Osma, en Soria, origen de la presunta trama.

Víctimas en Canadá y Guam

El equipo jurídico de grupo de Amancio Ortega señalaba en su denuncia que dos víctimas del intento de estafa, con domicilio en Canadá y en la Isla de Guam, "recibieron correos electrónicos remitidos por una persona ajena a la compañía, haciéndose pasar por la empresa Zara y ofreciendo una franquicia, suplantando la identidad de directivos de Inditex con claro ánimo defraudatorio", operando además a través de "un dominio falso que direcciona al del Inditex para conseguir así un beneficio económico". Así consta en un acuerdo de la Sección Primera de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, al que ha tenido acceso Economía Digital, que dirimió el pasado 26 de junio un acuerdo de competencias relativo al caso.

"Realizadas gestiones por los agentes de la Guardia Civil", señala el Supremo, "se ha conseguido averiguar que las cuentas bancarias que han sido abiertas con tal fin defraudatorio lo han sido por una persona que reside en el partido judicial de Burgo de Osma, en Soria".

Cuentas del BBVA en Burgos

En su acuerdo para dirimir la competencia territorial de la causa penal, el Supremo señala que, pese a que en Arteixo reside la sede de Inditex y desempeña sus funciones el directivo "que se han utilizado como señuelo, ninguno de ellos ha sufrido perjuicio económico ni en grado de tentativa, puesto que los perjudicados residen en Canadá y en Guam". 

Además,  "el desplazamiento patrimonial que representa el perjuicio para las víctimas como producto del engaño urdido tendría su destino final en una cuenta bancaria de una oficina del BBVA de Burgos aunque no llegase a materializarse", explica el acuerdo de la sala. Por tanto, será finalmente un juzgado de Soria el encargado de tramitar la causa penal denunciada por Inditex.

 

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad