La crisis del Covid-19 ha obligado a Inditex a acometer cambios en sus tiendas para ajustar a las nuevas normas sanitarias anticontagio. EFE (Xoán Rey)

Mapa de cierres de Inditex: Almería, Zamora, Cádiz, Ceuta, Huelva...

Inditex acelera su estrategia de digitalización y actualización de espacios por la que "absorberá" hasta 300 tiendas en España, recolocando a la plantilla

Almería, Zamora, Segovia, Huelva, Cádiz, Ceuta, Badajoz... Todas estas son localizaciones donde, en las últimas semanas, Inditex ha anunciado el cierre de varias de sus tiendas de formato más pequeño. El gigante textil prefiere usar el término de "absorciones" ya que insiste en que no implican despidos ni un recorte en la oferta del grupo. Se enmarcan dentro de la estrategia de integración y desarrollo online de la multinacional que pretende, por un lado, apuntalar su negocio digital y, por el otro, culminar el proceso de reordenación de su superficie comercial física que inició en 2012 y que apuesta por tiendas más grandes, más digitalizadas y con más recursos para el cliente.

El pasado junio, en la presentación de los resultados trimestrales de la multinacional con sede en Arteixo (cuando anunció las primeras pérdidas de su historia), la compañía también explicó las líneas maestras de su estrategia para el horizonte 2022. Básicamente, Inditex pretende invertir 2.700 millones de euros en tres ejercicios: 1.000 millones para impulsar su capacidad online y 1.700 para la "actualización de la plataforma integrada de tiendas con la incorporación de herramientas tecnológicamente avanzadas", es decir, para culminar la modernización de sus puntos de venta. Aunque este proceso conllevará, según explicó el propio Pablo Isla, la apertura de entorno a 150 tiendas anuales de "gran calidad", también se traducirá en el cierre, entre este año y el que viene, de entre 1.000 y 1.200 tiendas de pequeño formato en todo el mundo. En España se prevé que bajen la persiana entre 250 y 300 establecimientos

Almería pide "que se replantee el cierre"

Si bien la compañía insiste en que estos cierres forman parte de una estrategia de largo recorrido que no está relacionada con el impacto del Covid-19, lo cierto es que la pandemia sí ha acelerado esta reordenación centrada en la modernización tecnológica de las tiendas y el online (el objetivo es que internet suponga el 25% de las ventas en 2022, frente al 14% que representaba a cierre del año pasado). En las últimas semanas, y según la información que recogen distintos medios de la geografía española, los anuncios de cierres de establecimientos han comenzado. A pesar de que, al menos por el momento, no se ha producido ninguna protesta laboral (los empleados son reabsorbidos en las tiendas de mayor tamaño sujetas a los procesos de optimización), los cierres no son del agrado de todo el mundo.

El ejemplo más cercano está en Almería. Esta semana, Inditex confirmó su intención de cerrar el próximo octubre la tienda de Zara que posee en Paseo de Almería, una de las principales arterias comerciales de la ciudad. No habrá pérdida de empleo, pero el local es uno de los establecimientos incluidos en el plan de optimización del gigante. La noticia tuvo rápida reacción por parte del Ayuntamiento. El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, envió una misiva al director general de Inditex, el histórico Ramón Reñón, en la que le solicitaba que sopesase el cierre.

"Me atrevo a solicitar que se replantee el cierre del establecimiento que Zara tiene en el Paseo de Almería, en pleno centro comercial de la ciudad. Lo hago como alcalde de Almería, en representación de los ciudadanos, comerciantes y pequeños y medianos empresarios, y con la propuesta de que la compañía que usted dirige tenga en el Ayuntamiento que presido un socio colaborador para todo lo que se proponga emprender en esta ciudad", reza la carta.

Desde los aeropuertos a Zamora

El de Almería no es el único cierre anunciado en los últimos tiempos. Hace justamente una semana, la compañía confirmó su intención de abandonar las seis localizaciones que tiene en los aeropuertos de Madrid-Barajas y de El Prat de Barcelona y que se corresponden con las enseñas de Zara, Massimo Dutti y Uterqüe.

En paralelo, en las últimas semanas de julio, medios castellano-leoneses informaban de la intención del grupo textil de clausurar las puertas de uno de sus establecimientos de Massimo Dutti en Zamora, en la calle Santa Clara, así como otro de Kiddy´s Class, la firma de moda infantil del grupo, en Benavente. Lo mismo habría pasado con otro establecimiento de Massimo Dutti de pequeño tamaño ubicado, en este caso, en la calle Real de Segovia.

Andalucía

También en la comunidad andaluza se han anunciado cierres recientemente. El pasado 28 de julio, el Diario de Huelva informaba de que, de nuevo dentro de la estrategia comercial de optimización, Inditex optaba por bajar la persiana a la tienda de Zara que posee en La Placeta, ofreciendo la reubicación de la plantilla. Lo mismo ocurre en Cádiz, donde Inditex apostó por el cierre de dos establecimientos de Zara en Columela. No obstante, en el caso gaditano, y muestra del proceso de restructuración de espacios, la compañía ya ha anunciado la próxima reapertura de un nuevo local de Zara, el más grande la provincia, en el centro comercial Bahía Sur, en San Fernando. 

Aún en Cádiz, esta misma semana, medios locales aseguraban que Stradivarius también echará el cerrojo a su tienda en la calle Regino Martínez, en Algeciras, mientras que en Ceuta se ha anunciado el cierre de un establecimiento de Pull&Bear el próximo septiembre. El goteo de reubicaciones también salpica a Extremadura, con el cierre de una tienda de Massimo Dutti en Badajoz.

Galicia esquiva los cierres

Si bien los cierres de estas tiendas más antiguas o que ofrecen menos oportunidades en el proceso de modernización van a continuar hasta el año que viene, fuentes sindicales confirman a este medio que el grupo textil, de momento, no ha anunciado grandes "absorciones" en Galicia, más allá de una tienda de Kiddy´s Class en O Barco de Valdeorras (Ourense), en donde la compañía ya estaría renegociando la reubicación de la plantilla. "Hay que tener en cuenta que el proceso de optimización del espacio comercial no es nuevo, puesto que ya se inició hace años y en, en el pasado, en la comunidad ya se cerraron tiendas que dieron paso a otras de concepto mucho más grande", apuntan, para indicar que no esperan grandes cambios en la geografía gallega por parte del grupo.

Cierres... pero también aperturas

A este respecto, hay que tener en cuenta que en su memoria trimestral Inditex expone que el plan de actualización de tiendas se inició ya en 2012. Desde entonces "se han abierto 3.671 tiendas del nuevo concepto de integración en espacios más grades y más fluidos, se han ampliado 1.106 tiendas, reformado 2.556 para su adaptación tecnológica y 'absorbido' 1.729, 1.024 en los últimos tres años". 

El objetivo de la compañía es llegar a 2022 con una red "de entre 6.700 y 6.900 tiendas, tras abrir 450 con la última tecnología de integración comercial y absorber entre 1.000 y 1.200 tiendas de menor tamaño, que representan entre un 5% y un 6% de las ventas totales y que tienen una menor capacidad para prestar los nuevos servicios a los clientes". Estas unidades, apunta, "se corresponden fundamentalmente con los establecimientos más antiguos de las cadenas diferentes a Zara".

"Las plantillas permanecerán estables y, al igual que a lo largo del periodo 2012-2020, se ofrecerán nuevos puestos a todos los trabajadores de los establecimientos absorbidos, para cubrir las nuevas necesidades generadas por la integración online y los envíos individualizados a clientes", explica la compañía, que indica que, al margen de los cierres, España experimentará la apertura de "tiendas más relevantes".

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad