Manuel García Pardo, CEO de Greenalia

Greenalia sostiene sus beneficios a la espera de la planta de Curtis

La compañía ganó 483.000 euros y logró un ebitda de 2,31 millones pese a no tener aún operativa su planta de biomasa en Teixeiro ni su proyecto Eolo

Greenalia cierra un 2018 de récord en bolsa con beneficios. Con la planta de biomasa de Teixeiro (Curtis), su buque insignia, aún sin entrar en funcionamiento (se espera que lo haga en marzo del 2020), la compañía coruñesa ya da beneficios.

La firma, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) registró un beneficio neto de 483.000 euros y un ebitda de 2,31 millones (un 22% más que en 2017) tras haber elevado sus ingresos en un 1,2%, hasta los 35.434 millones de euros.

La compañía capitaneada por Manuel García Pardo logra un resultado positivo pese a no tener aún operativos algunos de sus proyectos estrella. Además de la planta de biomasa de Curtis, que con sus casi 50 megavatios es la segunda mayor de todo el país, solo superada por la de Ence en Huelva, Greenalia mantiene ambiciosos proyectos en la energía eólica y fotovoltaica. Al estar todavía en fase de desarrollo, la compañía sí tiene que hacer frente a buena parte de sus cargas financieras sin recibir por el momento por esta vía, algo que no impide que que el resultado neto de la compañía se mantenga en terreno positivo.

Tras cerrar la financiación de su proyecto Eolo, la compañía tiene en su portfolio la puesta en marcha de parques eólicos con 941,7 megavatios de potencia, de los cuales 46,5 megavatios ya están en construcción; parques solares con 1.015 megavatios de potencia y otras cuatro plantas de biomasa que todavía se encuentran en fase de negociación y no de construcción.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad