Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica / E.P.

España se juega una sanción de Bruselas con las subastas de Alcoa

El Gobierno confía en evitar un procedimiento de infracción de la UE pese a haber prometido que este año suprimiría las subastas de interrumpibilidad

Tiene miga la subasta de interrumpibilidad que comienza hoy. Tanta, que el Gobierno español se juega incluso un procedimiento sancionador por parte de la Unión Europea, ya que este tipo de mecanismos incurren, según fuentes comunitarias, en ayudas de Estado incompatibles con la legislación europea. El Gobierno de Sánchez se había comprometido a acabar con este mecanismo en 2019, y fijó, inicialmente, su final para el primer semestre de este mismo año. Sin embargo, son ahora otros 1.000 megavatios los que saca a subasta el Ministerio para la Transición Ecológica. Alcoa es una de las compañías que más esperanzas ha puesto en esta nueva puja.

¿Y por qué mil megavatios ahora, frente a los más de 2.400 megavatios de la anterior subasta, lo que recorta las opciones y pone en jaque a las empresas? Tiene la respuesta el secretario de Estado de Energía. José Domínguez Abascal ya advirtió a principos de este mes que la subasta sería de esa cantidad tan baja porque "el operador del sistema eléctrico nos dice que necesita mil megavatios", que es lo que se va a subastar, explicó

¿La última subasta?

Domínguez Abascal mantuvo a principios de mes una reunión con responsables de la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea, que "en los últimos años" ha puesto "muchas objeciones a cualquier mecanismo de interrumpibilidad en España", explicó, según recoge El Periódico de la Energía. "Les tuvimos que prometer en su momento, hace ya un año, que el año 2019 era la última vez que iba a haber una subasta de interrumpibilidad porque las normas europeas no lo permiten. Hemos forzado la situación para que haya una subasta en el primer semestre de 2020", dijo el secretario de Estado.

El secretario de Estado de Energía confía en "poder tener alguna más en el 2020, pero con gran dificultad y forzando mucho las reglas de la Comisión Europea, que no nos permiten hacer ese tipo de subastas nada más que en la medida en que estén justificadas por la sostenibilidad del sistema eléctrico". Del resultado de las subastas depende el futuro a corto plazo de compañías como Alcoa, pero también Ferroatlántica, Celsa o Megasa, todas ellas con actividad en Galicia. De hecho, el estatuto de la industria electrointensiva era el mecanismo, todavía en fase de consultas,  ideado para sustituir a subasta como la que arranca esta semana.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad