Imagen de la planta de Inleit en Curtis

El Supremo deja a Inleit sin millonarias subvenciones para Teixeiro

El Tribunal Supremo tumba un recurso contra el Gobierno de la antigua Goodleit, que reclamaba 8,7 millones en subvenciones para 58 millones de inversión

La macroplanta láctea de Teixeiro comienza su andadura sin toda la gasolina que preveía para el depósito. Y es que el Tribunal Supremo acaba de rechazar un recurso de la compañía Inleit Ingredients, antigua Goodleit, contra la decisión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno que rebajaba sus pretensiones en cuanto a las subvenciones del millonario proyecto.

La sentencia de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, del pasado mes de junio, tira por tierra las pretensiones de la compañía, que pedía también que se recalculase de nuevo todo el importe a subvencionar partiendo de sus previsiones de inversión. Nada le ha salido en esta ocasión a la compañía, filial de Lácteos Industriales Agrupados y que proyecta una inversión conjunta de hasta cien millones en Teixeiro, a desarrollar en varias fases.

Inversión subvencionable: 58 millones

De momento, el Supremo ha dado la razón a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno, que previamente había desestimado el recurso de Innleit, que abordaba exclusivamente la inversión subvencionable y a la valoración del proyecto. Y es ahí donde está la miga.

En su recurso ante el Tribunal Supremo, el equipo jurídico de Inleit reclamaba declarar como inversión subvencionable la cantidad de 58 millones de euros, y solo subsidiariamente, que se declarase como inversión subvencionable el importe de 52,7 millones, una vez excluida la inversión referida específicamente a subproductos como la nata y el permeato, parte del proceso que también entró en el debate jurídico.

Para Inleit, la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno efectuó una incorrecta determinación de la inversión subvencionable, a los efectos de fijar su cuantía, "pues atiende al retorno meramente estimado de la inversión y no a la inversión realmente ejecutada para la producción del producto subvencionable, infringiendo la normativa aplicable".

Petición de ayudas por 8,7 millones

Como consecuencia de todo lo anterior, los abogados de Inleit solicitaban al alto tribunal que se declarase que el importe de la subvención asciende realmente a 8,7 millones de euros, que es 15% de los 58 millones de inversión realizada que estiman. Solo subsidiariamente, sin la excepción planteada, señalaban que el importe de la subvención ascendería a 7,9 millones, que equivale al 15% de los 52 millones recalculados.

Argumentaba la empresa que la única finalidad de la construcción de la planta industrial es la obtención de ingredientes proteicos de origen lácteo, mediante un proceso de alta tecnología, siendo la nata y el permeato un subproducto objeto del proceso sin cuya separación previa es imposible la elaboración de los productos finales.

Por ello, mantenían que debe incluirse como subvención incentivable la inversión realizada en obra civil, bienes de equipo, estudios previos del proyecto, activos inmateriales y otros conceptos excepcionalmente, sin poder atender, en ningún caso, a la previsión de ingresos. Nada le ha valido al Supremo, que ha tumbado el recurso y ha impuesto las costas del proceso a los gestores de la planta de Teixeiro.

 

Presentación de Inleit en YouTube

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad