José Silveira Cañizares, propietario de la naviera Elcano, que se juega millones en sus litigios con el fisco

El gran naviero gallego encalla ante Hacienda

stop

José Silveira, dueño de Povisa, se enfrenta a las autoridades fiscales de España y Brasil por el pago de impuestos de Elcano

en A Coruña, 09 de agosto de 2017 (06:00 CET)

Aguas procelosas para el gran naviero gallego, José Silveira Cañizares. El dueño de Povisa no solo tiene una fuente de problemas en los conflictos que arrastra con el Sergas el hospital privado más grande de Galicia. Elcano, la naviera de Silveira, y algunas de sus filiales, se encuentran actualmente en plenos litigios con Hacienda por determinados impuestos. En Brasil, la compañía también se enfrenta a inspecciones fiscales.

Elcano, que Silveira adquirió al Estado en pleno proceso de privatizaciones, en 1997, es un buen ejemplo de los laberintos fiscales en los que se ven inmersas las compañías navieras, que tributan en diferentes regímenes, incluso dentro de España.  La disparidad de criterio en la aplicación de las bases imponibles negativas entre la propia compañía y Hacienda es otra fuente de problemas para el naviero con base en Vigo, también propietario de Remolcanosa. En este caso, el desarrollo normativo del Impuesto sobre Sociedades permite que los beneficios obtenidos en un ejercicio fiscal se compensen con pérdidas procedentes de ejercicios anteriores, y ahí está una de las discrepancias entre Silveira y el fisco. 

Vía contenciosa

El caso es que José Silveira ha llevado a Elcano a interponer un recurso contencioso administrativo por la liquidación propuesta del Impuesto sobre Sociedades de los ejercicios 2007 a 2009. "La estimación económica a 31 de diciembre de 2016 es de cero euros", según explica en su memoria Elcano. Sin embargo, la compañía de Silveira reclama la restitución de bases imponibles negativas generadas en ejercicios anteriores por importe de 12,1 millones de euros.

Más líos. Dos filiales del grupo, como son Elcano Product Tankers 2 y Elcano Gas Transport, ambas domiciliadas en Las Palmas, también se enfrentan a  las actuaciones de la inspección para la comprobación de la bonificación de las empresas navieras radicadas en Canarias, que tienen un régimen especial. En este caso concreto, se investigan las bonificaciones en relación a los ejercicios 2008 a 2011.  

Las dos filiales presentaron alegaciones ante el Tribunal Económico Administrativo Regional de Canarias, por estar en desacuerdo en las propuestas de liquidación emitidas por la Administración, que ascienden a un total de 131.000 y 148.000 euros, respectivamente.

Problemas en Brasil

 Los problemas fiscales de Elcano cruzan el charco, y  tienen algo más de enjundia económica en Brasil. A 31 de diciembre de 2016 las autoridades fiscales brasileñas iniciaron el proceso de verificación del cumplimiento de los requisitos de exención asociados a varios impuestos y derechos locales relacionados con las importaciones.  

En este caso, el importe estimado se eleva a siete millones de dólares, unos 5,9 millones de euros. El grupo, además, admite que mantiene litigios abiertos de carácter laboral en Brasil por un importe estimado de otro millón de dólares.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad