Planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo)

El gigante Alcoa frena una demanda de 112 millones por fraude en los impuestos

stop

La Audiencia Nacional estima parcialmente los argumentos de Alcoa, acusada por Hacienda de operar en fraude para rebajar impuestos

en A Coruña, 16 de agosto de 2018 (07:00 CET)

La multinacional del aluminio Alcoa, con plantas en A Coruña, Lugo y Avilés, comenzó el año pasado a sentar las bases para firmar la paz con la Agencia Tributaria tras encadenar más de un lustro de litigios por cuantías mareantes. La compañía estadounidense, con una facturación anual próxima a los 11.000 millones, encajó reclamaciones por el Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2002 a 2009, todas derivadas en procesos contenciosos debido a los recursos presentados por sus servicios jurídicos. El año pasado, la multinacional recogía en su memoria la firma en acuerdo de las actas de liquidación de 2010 a 2013, lo que supuso la ruptura con esta dinámica.

Sin embargo, por los tribunales todavía colean algunas de las causas más importantes, entre ellas, una acusación de Hacienda por operar en fraude de ley y bajo métodos de ingeniería fiscal. La Audiencia Nacional acaba de fallar sobre el recurso contencioso presentado por la compañía en 2015 estimando parcialmente sus argumentos, si bien la compañía no logró tumbar del todo la resolución anterior del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), que se mostró convencido del fraude y lo cifró en 112,7 millones.

Las acusaciones de Hacienda contra Alcoa

A juicio de los técnicos de Hacienda y de la resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, la compañía habría utilizado el holding Alcoa Inversiones España para realizar ejercicios de ingeniería fiscal mediante préstamos y compras de empresas intragrupo.

Estas operaciones, según Hacienda, tenían un carácter “artificioso”, pues el holding no tendría más función ni habría aportado más ventaja a la compañía que ingresar "los dividendos (de filiales europeas) sin ser gravados por el Impuesto de Sociedades ya que se benefician de unos gastos deducibles en España ahorrándose el 35% de los mismos y colocando los ingresos a tipos más reducidos en sede de las sociedades prestamistas", radicadas en Suiza, Luxemburgo y Holanda.

Hacienda cree que Alcoa esquivó un 35% del Impuesto de Sociedades cometiendo fraude de ley

La operativa explicaría, según Hacienda, por qué Alcoa asume importantes gastos financieros para crear un holding de la nada cuando estaba ya operando con otro, Alcoa Inespal, que cedería su actividad a favor de la nueva sociedad. La Inspección afirma que Alcoa Inversiones “no interviene, en absoluto, ni en la dirección, ni en la gestión administrativa ni, por supuesto, en la gestión operativa de las sociedades, limitándose su actuación, a unos pocos trabajos administrativos para las empresas españolas como delegada, en todo caso, de Alcoa Europe”, holding radicado en Suiza.

La Audiencia Nacional tumba parte del fraude

La compañía recurrió en los tribunales la resolución del TEAC, que afecta al Impuesto de Sociedades de 2006 a 2009. La Audiencia Nacional, en sentencia del pasado 1 de junio, estima solo parcialmente sus argumentos, pero retira el fraude de ley respecto a los ejercicios 2008 y 2009 por una cuestión técnica. La resolución del TEAC no tuvo en consideración los cambios normativos aplicados en la Ley Tributaria y consideró que la operativa en fraude se produjo de manera continuada, analizándola conjuntamente desde el primer curso inspeccionado. La Sala entiende que la regularización no puede aplicarse a estos ejercicios al haberse utilizado el procedimiento equivocado.

En segundo término, también acepta la Audiencia Nacional los argumentos de Alcoa respecto a que se tengan en cuenta las bases imponibles negativas aplicadas durante los ejercicios 2006 y 2007 y que ascendían a 194,4 millones. La Sala considera que se debe recalcular en ejecución de sentencia la liquidación que corresponde a la multinacional por el Impuesto de Sociedades pero teniendo en cuenta esos 194,4 millones al ser generadas las bases imponibles negativas en ejercicios anteriores.

Un error "técnico" libra a Alcoa de la reclamación de Hacienda para 2008 y 2009

El fallo, que es recurrible ante el Supremo, evidencia que Alcoa utilizó España para abaratar sus impuestos, aunque, según afirma la sentencia, la multinacional nunca ocultó que la reestructuración tenía entre sus objetivos optimizar su estructura fiscal.

La compañía norteamericana ganó enorme peso en España en la ola de privatizaciones emprendida por José María Aznar al hacerse con Inespal en 1998. Alcoa ha defendido a lo largo del proceso que existe una discrepancia en la interpretación de la ley que hace la multinacional y la interpretación de las autoridades tributarias, si bien recalca que en ningún momento se ha hablado de sanciones o delito de fraude fiscal, sino solamente de las diferencias en el cálculo de las liquidaciones.  

 

 

Hemeroteca

Alcoa
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad