Planta de Alcoa en la localidad lucense de San Cibrao | EFE
stop

La multinacional Alcoa estima que deberá pagar entre 21 y 53 millones por las liquidaciones del Impuesto de Sociedades tras las reclamaciones de Hacienda

en A Coruña, 27 de agosto de 2018 (14:26 CET)

Alcoa, la multinacional estadounidense del aluminio con plantas en A Coruña, Lugo y Avilés, estima que deberá pagar a Hacienda “entre 21 y 53 millones” de euros por las liquidaciones del Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2006 a 2009. Estos años formaban parte del prolongado litigio que mantiene la compañía con Hacienda, que tras inspeccionar al grupo español concluyó que Alcoa operó en fraude de ley para abaratar su factura fiscal mediante préstamos y compras intragrupo.

Como avanzó este medio, la Audiencia Nacional estimó parcialmente el recurso de Alcoa, rebajando significativamente el importe reclamado por Hacienda, que se elevaba hasta los 112,7 millones y que, sumando los intereses, habría sobrepasado los 130 millones. La Sala obliga a recalcular la liquidación a pagar por el gigante del aluminio pero teniendo en cuenta los créditos fiscales procedentes de ejercicios anteriores y aplicados en los años en conflicto.

A la espera del nuevo cálculo, Alcoa estima que deberá pagar entre 21 y 53 millones de euros, según trasladó a las autoridades bursátiles estadounidenses en su último informe de resultados. Esta cuantía podría rebaja prácticamente a la tercera parte el importe reclamado originalmente por Hacienda.

Alcoa y Arconic pagarán a medias los impuestos

Según explica la compañía, la cuantía a pagar se repartirá entre Arconic (51%) y Alcoa Corporation (49%), las dos empresas que nacieron de la segregación realizada en el último trimestre de 2016. Las plantas españolas dependen de Alcoa Corporation, que se quedó la división dedicada al aluminio primario.

La multinacional, según indica, provisionará 26 millones de euros para hacer frente a su responsabilidad en el litigio, que ya no tiene demasiadas esperanzas en ganar. Alcoa ha solicitado una aclaración sobre la sentencia a la Audiencia Nacional. Una vez respondida, tendrá el plazo de un mes para recurrir al Supremo, aunque considera que tiene pocas posibilidades de tener éxito en última instancia, según reconoce en el informe.

Las reclamaciones contra Alcoa superaban los 200 millones

La compañía ha defendido que el conflicto deriva de una interpretación discrepante de la ley tributaria, pero que en ningún momento hubo intención de cometer fraude fiscal ni Hacienda impuso multas al grupo. Las inspecciones de Hacienda y la posterior resolución del TEAC acusaron a la compañía de operar en fraude de ley con intención de esquivar impuestos.

Las reclamaciones de la Agencia Tributaria abarcaban también el Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2003 a 2005, pero Alcoa tumbó las liquidaciones en la Audiencia Nacional. También llegó a un acuerdo con el fisco para los ejercicios 2010 a 2013. En conjunto, las reclamaciones por el Impuesto de Sociedades superaban los 200 millones de euros, que se pueden quedar finalmente en un importe de 53 millones o menos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad