Inditex exigió medidas cautelares contra la clínica dental para proteger el prestigio de la marca Zara

Diez ocasiones en las que Inditex defendió su nombre en los juzgados

Clínica Zara Dental, Zaharatuna, Zaratours… Inditex no duda en llevar a los juzgados aquellas marcas que puedan generar alguna confusión con sus firmas

De forma discreta, como casi todo lo que rodea el imperio Inditex al margen de sus resultados y su expansión, la compañía de Amancio Ortega lleva años acudiendo a los tribunales con el objetivo de guardar con celo su identidad. Cualquier semejanza fonética con alguna de sus marcas estrellas, principalmente Zara, suele acabar en los juzgados, la mayoría de las veces con éxito si se hace un repaso de sus últimos litigios. Estos pueden alargarse durante años y es que, en muchas ocasiones, incluso derivan en que la textil se acaba enfrentando al propio organismo público que vela por la propiedad industrial, la Oficina España de Patentes y Marcas (OEPM).

El pasado verano se conoció una de sus últimas sentencias a favor. En esta ocasión Inditex llevó ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid la marca Zaharatuna, que un empresario trató de inscribir en la Oficina de Patentes y Marcas para comercializar “prendas de vestir, calzado y sombrerería”.

La compañía de Amancio Ortega recurrió contra el registro de la marca y la propia Oficina de Patentes y Marcas le dio la razón, denegando la inscripción de Zaharatuna. “En el presente caso, teniendo en cuenta el grado de semejanza denominativa y fonética apreciada entre los signos, la impresión de conjunto producida, y a la luz de sus respectivos ámbitos aplicativos, teniendo en cuenta la notoriedad de que gozan las marcas oponentes, se considera que su convivencia en el mercado generaría un evidente riesgo de confusión (asociación) para los consumidores, con aprovechamiento indebido de la reputación de los signos prioritarios", razonaba la entidad.

Clínicas dentales y agencias de viajes

Inditex no sólo se centra en marcas que se dediquen al sector textil. El caso más controvertido fue el de la clínica Zara Dental. Una clínica dental de Terrasa causó un enorme revuelo cuando en 2017 registró la marca del buque insignia de Inditex como nombre para una clínica. En este caso, el juzgado de lo mercantil número 9 de Barcelona entendió que no se debió a torpeza o ingenuidad por parte de los odontólogos, si no que existía una intención premeditada de aprovecharse de la reputación de Zara, algo que acabaron pagando en los juzgados.

En 2014, el Supremo  también estimó un recurso interpuesto por la multinacional contra una resolución de 2012 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que consideró ajustada a derecho la incorporación de Viajes Zaratours en el registro de marcas en el año 2007.

Inditex defiende a todas sus cadenas

Si bien la mayoría de los recursos tienen como protagonista a Zara, Inditex defiende con uñas y dientes cualquier tipo de apropiación de marcas del imperio textil. En 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid estimó el recurso contencioso administrativo interpuesto por Inditex y anuló la decisión de la Oficina Española de Patentes y Marcas por la que se concedió la inscripción de la marca nacional Aisho, debido a la similitud con la cadena de ropa interior de la textil gallega: Oysho.

Otra de las últimas batallas por el honor de la marca tuvo como escenario el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y como actor a la marca Zahara Pura, una firma de artículos de bisutería y marroquinería que el grupo Inditex trató de tumbar alegando su parecido con la marca Zara. El organismo público responsable del registro y la concesión de las distintas modalidades de propiedad industrial, dependiente del Ministerio Energía Turismo y Agenda Digital, le negó esta petición, así que el gigante textil decidió recurrirlo por la vía contencioso-administrativa.

Inditex también pierde

Sin embargo, en esta ocasión no le salió bien la jugada, ya que su recurso de alzada contra la decisión de la Oficina Española de Patentes y Marcas fue desestimada en febrero del año pasado, según el auto por “la existencia de suficientes diferencias denominativas, fonéticas y conceptuales entre ellos como para garantizar su pacífica convivencia”. Además le tocó correr con las costas del proceso.

Y es que, si bien las victorias de Inditex suelen ser habituales, no siempre es así. De momento, no ha conseguido impugnar la resolución que la Oficina de Patentes y Marcas adoptó en 2015 y por la que inscribió el nombre comercial de Zaravan, una empresa de transporte. La textil aseguraba que debido a la similitud fonética existía un evidente riesgo de confusión o asociación. También fracasó en su intento de paralizar la concesión del nombre Zarina a una cadena de perfumerías de la Comunidad Valenciana.

De Zarita Wear a Zaratos

La cruzada de Inditex también llevó a la compañía a cuestionar que la Oficina de Patentes reconociese la marca L@s Zaramañ@s. En ese caso, el Superior de Justicia de Madrid acabó por darle la razón a la firma gallega en 2018. A los juzgados también fue llevada la marca Zarita Wear. Los de Pablo Isla recurrieron la decisión del juzgado de lo mercantil número 2 de Valencia que consideró que no podía existir posibilidad de confusión alguna entre ambas marcas ya que Zara solo se vende en tiendas propias del grupo Inditex. La Audiencia Provincial acabaría por darle la razón.

También se la dio el Supremo hace más de una década, cuando Zara mantenía un litigio contra una firma de almacenaje y distribución de calzado denominada Zaratos. La compañía gallega tuvo que llegar hasta el alto tribunal, después de que el Superior de Madrid rechazase su demanda. El Supremo la aceptó alegando la confusión que originaría que los consumidores pudiesen creer que los servicios de distribución de zapatos de Zaratos están relacionados con los de Zara.

 

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad