Vista exterior de unas de las tiendas de Zara | EFE/archivo

La cruzada de Zara por proteger su marca se cobra una nueva víctima

Tras acabar con Zara Dental y con Zara Tanzania Adventures, Inditex consigue ahora anular la marca textil Zaharatuna

Inditex ha vuelto a salir en defensa de la marca de su buque insignia, Zara, para tratar de evitar que enseñas con grafías o fonética semejantes lleguen al mercado y puedan llegar a confundirse con la de la multinacional gallega. En esta ocasión el conflicto, resuelto el pasado julio por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, fue con la marca Zaharatuna, que un empresario trató de inscribir en la Oficina de Patentes y Marcas para comercializar “prendas de vestir, calzado y sombrerería”.

La compañía de Amancio Ortega recurrió contra el registro de la marca y la propia Oficina de Patentes y Marcas le dio la razón, denegando la inscripción de Zaharatuna. “En el presente caso, teniendo en cuenta el grado de semejanza denominativa y fonética apreciada entre los signos, la impresión de conjunto producida, y a la luz de sus respectivos ámbitos aplicativos, teniendo en cuenta la notoriedad de que gozan las marcas oponentes, se considera que su convivencia en el mercado generaría un evidente riesgo de confusión (asociación) para los consumidores, con aprovechamiento indebido de la reputación de los signos prioritarios", razonaba la entidad.

El empresario afectado recurrió a los tribunales alegando que Zaharatuna “está ligada íntimamente al pueblo de la provincia de Cádiz llamado Zahara de los Atunes”, que la palabra Zahara tiene una sílaba más que Zara, y que la terminación ‘tuna’, que no es prescindible, hace muy poco probable la confusión además de indicar un lugar de procedencia distinto del de los productos de Inditex.

Ninguno de estos argumentos sirvió para el Tribunal Superior de Justicia, que dio la razón a Inditex e impidió el registro de Zaharatuna, por el riesgo de generar una ventaja desleal –aprovecharse de la reputación de Zara—o causar perjuicio al producir “una dilución de la fama” de la enseña de Inditex.

El Zara de las clínicas odontológicas

No es la primera vez que la multinacional con base en Arteixo saca los dientes para proteger su marca de referencia. Este mismo año finalizó el proceso contra Zara Dental, marca registrada por una clínica de Terrassa cuyos propietarios llegaron a escribir a Amancio Ortega para sugerirle que se sumara al proyecto de crear el Zara de las clínicas odontológicas.

El Juzgado de lo Mercantil número 9 de Barcelona considero que habían infringido los derechos de la marca Zara y ordenó retirar la enseña, cerrar la página web y destruir cualquier soporte físico o digital donde se reprodujera. Condenó a los responsables de Zara Dental a pagar una indemnización a Inditex de 50.000 euros por daño material y de 10.000 euros por daño moral, bastante menos de lo que solicitaba la multinacional, que ascendía a 500.000 euros.

También fue este año, aunque en un conflicto que tiene casi una década de trayectoria, cuando el Tribunal General de la Unión Europea anuló el registro de la marca comunitaria Zara por parte de la empresa Zara Tanzania Adventures, una agencia de viajes que incluía entre sus servicios la organización de safaris.

La cadena de Inditex se opuso desde 2009 al registro de la otra Zara ligada a los servicios de viaje y turismo, pero naufragó inicialmente en la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE. No fue hasta este año cuando el Tribunal General le dio la razón y anuló el registro de la enseña.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad