El presidente de Endesa ,Juan Sánchez-Calero, y el consejero delegado, José Bogas. EFE

Así es el "plan verde" de Endesa una vez enterrada As Pontes

Endesa adelanta el objetivo de crecer en energías alternativas incluido en el próximo plan estratégico con la puja por las renovables de Florentino Pérez

Endesa piensa en verde. Y lo hace muy lejos de As Pontes. La compañía presentará en los próximos meses la actualización de su plan estratégico, que marca una clara senda hacia las energías alternativas, un proceso que se acelera de forma exponencial mientras pone fecha de caducidad a su negocio térmico. Y es que Endesa puja ahora, mientras anuncia la clausura de la central gallega, por el negocio renovable de Florentino Pérez y ACS, con lo que adelanta los objetivos de su plan.

Sobre el papel, Endesa prevé aumentar significativamente en su próximo plan estratégico, que será aprobado antes de finales de este año, las inversiones destinadas a la construcción de nueva capacidad de generación renovable. El actual plan estratégico de Endesa prevé la instalación de 1.900 megavatios 'verdes' hasta 2021, de los cuales está prevista la entrada de 879 megas eólicos y solares correspondientes a las subastas para finales de este año y un ritmo posterior de 500 megavatios en cada uno de los ejercicios 2020 y 2021.

Un plan a diez años

Todavía sin un proyecto alternativo para As Pontes, los planes de la energética pasan por pisar más el acelerador en este impulso a las renovables y desarrollar entre 7.000 y 8.000 megavatios 'verdes' adicionales entre el periodo 2021 y 2030. En concreto, el objetivo de la filial española de la italiana Enel en este ámbito se traduce en alcanzar una cuota de entre el 10% y el 15% de los 65 gigavatios (GW) que el Gobierno prevé que se incorporen al sistema a lo largo de la próxima década.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, lo tiene muy claro: crecimiento orgánico e inorgánico. Bogas ha reiterado en las últimas presentaciones de resultados a analistas que la compañía estará "atenta a cualquier operación potencial" que pueda surgir en el mercado, aunque siempre con una prioridad clara, "que es la creación de valor para los accionistas". La compra de activos se convierte, así, en una prioridad. De hecho, Endesa ya estudió la adquisición de los activos puestos a la venta por la portuguesa EDP en la Península Ibérica, aunque se cayó de la puja final.

El negocio de Florentino Pérez

Dentro de ese esquema, el de crecer de forma inorgánica, Endesa estudia la adquisición del negocio de renovables de ACS, que está integrado en su filial Zero-E, creada hace unos meses. El proceso se encuentra en una fase inicial, con la presentación de los cuadernos de venta a los interesados. Endesa puja en esta operación frente a varios fondos de inversión.

El propio negocio de energías alternativas del grupo de Florentino Pérez deja muy claras cuáles son las intenciones de Endesa al concurrir a la puja. Zero-E cuenta con una cartera de 17 instalaciones de generación de energía limpia que suma 2.000 megavatios de potencia, a los que prevé incorporar otros 8.200 megavatios que confía en desarrollar en los próximos años.

La filial de ACS tiene en España casi la mitad (el 43%) de esta cartera de nuevos proyectos en desarrollo, mientras que otro 29% se localiza en Norteamérica, y un 26% más, en América Latina. Por tipo de instalaciones, el 70% de los proyectos son plantas fotovoltaicas, otro 27% parques eólicos y el resto, termosolares.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad