Amancio Ortega y Flora Pérez / Zipi (EFE)

Amancio Ortega instala el 85% de sus equipos oncológicos en tres años

La fundación del dueño de Inditex espera culminar en 2021 su programa de donaciones sanitarias, del que lleva gastado un 65% del presupuesto de 310 millones

La Fundación Amancio Ortega, obra social del principal accionista y fundador de Inditex, espera culminar el próximo año su programa de apoyo a la oncología pública, que comenzó en 2015 y que cuenta con un presupuesto estimado de 310 millones de euros. El programa se basa en facilitar mediante las donaciones de la sociedad sin ánimo de lucro la renovación de los equipamientos tecnológicos de los centros médidos de la sanidad pública española en el área de diagnóstico y tratamiento radioterápico del cáncer. Los aparatos y equipos sufragados por las donaciones de la fortuna Forbes van desde mamógrafos digitales a aceleradores liniales. Estos últimos son, de lejos, los equipamientos más costosos y aquellos que, además, por sus características, tienen una instalación más lenta. 

A día de hoy, y según indica a este medio la propia entidad del dueño de Inditex, el 85% de los equipos contemplados en el plan de donaciones ya está instalado. El presupuesto gastado ronda el 65% del total comprometido. A cierre del ejercicio 2019, y según las cuentas anuales de la fundación, recientemente publicadas, la obra de social de Amancio Ortega había ya gastado casi la mitad del presupuesto global.

¿Un programa con retrasos?

Teniendo en cuenta que el programa de apoyo sanitario comenzó en el año 2015 en Galicia y que en 2017 se extendió al resto de España tras un convenio con la sanidad pública, existen voces que, en alguna ocasión, han criticado la lentitud del programa. Desde la entidad explican que, en realidad, la marcha del programa es buena y es que existen dos factores que determinan que la ejecución del mismo se extienda en el tiempo.

El primer factor es que la Fundación Amancio Ortega financia los equipos, pero no provee de ellos a los sistemas públicos de salud. Es la administración correspondiente la que debe llevar a cabo un proceso de licitación pública y abierto. Esto ha conllevado algún retraso en alguna autonomía, como fue el caso de Extremadura o Cataluña, debido a recursos de las empresas aspirantes a la licitación. No obstante, especialmente en el caso de los aceleradores, cuestiones técnicas ralentizan su puesta en marcha. La adecuación de los espacios para poder instalar y poner en funcionamiento uno de estos aparatos puede llevar meses (de hecho, para no dejar sin atención a los enfermos durante ese tiempo, las administraciones no colocan todos los aceleradores a la vez, sino que alternan entre los hospitales de cada comunidad su puesta en marcha).

A lo largo de 2019, la Fundación Amancio Ortega --que se financia en base a las aportaciones de Pontegadea, el holding del dueño de Inditex-- destinó algo más de 81 millones de euros al citado programa sanitario

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad