Planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo)

Alcoa sigue perdiendo ayudas para su planta de Lugo

La multinacional obtiene en la subasta eléctrica cinco de los bloques mejor remunerados, uno menos que el reparto anterior

La industria mitigó los elevados costes eléctricos en España en los últimos años mediante las subastas de interrumpibilidad, las millonarias primas que perciben los grandes consumidores como Alcoa o Ferroatlántica por desconectarse de la red en picos de demanda para asegurar la estabilidad del suministro. La fuerte caída de las primas repartidas en estas subastas, casi un 60% menos que hace tres años, y la poca efectividad de los mecanismos compensatorios, como los pagos por derechos de emisión de CO2, han agravado una problemática arrastrada durante años pero ahora más visible por la crisis de Alcoa en A Coruña y Avilés.

El último reparto de interrumpibilidad celebrado esta semana, la última subasta que se celebrará en España según el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, no cambió en nada el panorama. Menos todavía para la multinacional norteamericana, que obtuvo cinco bloques de 40 megavatios, los mejor remunerados, para su planta de San Cibrao (Lugo). Se trata de un bloque menos respecto al reparto del pasado diciembre, cuando había obtenido seis y a mejores precios, por lo que el impacto de los costes eléctricos podría afectar todavía más a las instalaciones.

A la espera del Gobierno

En el complejo lucense Alcoa cuenta con una planta de alúmina que es abastecida por el gasoducto de Naturgy y sortea el problema del precio de la energía. El punto crítico radica en la factoría de aluminio, que registró pérdidas de 53,8 millones el año pasado y que es la única activa en España tras el parón en los centros de la multinacional de A Coruña y Avilés.

La propia Alcoa advirtió que la planta no era viable con el actual marco energético español. El peor resultado en la subasta agravará la situación e intensificará la presión sobre el Gobierno, en especial sobre el Ministerio de Transición Ecológica, para que ponga en marcha medidas que abaraten los costes eléctricos de la industria. Alcoa y el resto de grandes consumidoras esperan el prometido Estatuto del Consumidor Electrointensivo.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad